Asia

Famosos al límite

La pasada edición de la Land Rover Discovery Challenge la ganó Bimba Bosé, premio que nunca pudo recoger, y esta vez su madre hizo los honores

De izda. a dcha., arriba, Juan Avellaneda, Aldo Comas y Fonsi Nieto; abajo, Paola Dominguín, El Cordobés, Lucía Dominguín, Patricia Olmedilla, Marta Sánchez, Raquel Meroño y Stany Coppet, en la plaza de Trujillo
De izda. a dcha., arriba, Juan Avellaneda, Aldo Comas y Fonsi Nieto; abajo, Paola Dominguín, El Cordobés, Lucía Dominguín, Patricia Olmedilla, Marta Sánchez, Raquel Meroño y Stany Coppet, en la plaza de Trujillo

La pasada edición de la Land Rover Discovery Challenge la ganó Bimba Bosé, premio que nunca pudo recoger, y esta vez su madre hizo los honores

ada año la Land Rover Discovery Challenge es un reto que supera al anterior. Básicamente son pruebas físicas extremas y de habilidad en lugares desconocidos para los 30 participantes. Diez personajes famosos: El Cordobés, Marta Sánchez, Lucía y Paola Dominguín, Juan Avellaneda, Aldo Comas, Fonsi Nieto, Patricia Olmedilla, Stany Coppet y Raquel Meroño, y veinte periodistas, se integran en un reto que desconoce su destino. Es el GPS del coche el que les va dirigiendo a las diferentes pruebas de conducción e ingenio. La Challenge salía de Madrid, se internaba en la provincia de Plasencia y enel río Tajo paraba para hacer pruebas de tirolina, rápel y puenting en el puente Albalat. En la travesía por Extremadura, el reto en Trujillo era demoledor por la intensidad de una gymkana a 40 grados a la sombra y el final en Comporta (Portugal).

gymkana rompepiernas

Aunque oficialmente la VIII edición la haya ganado el equipo liderado por Paola Dominguín y Fonsi Nieto en representación de la Fundación Médicos del Mundo, lo cierto es que, excepto Marta Sánchez, los vencedores morales fueron todos los participantes. El diseñador Avellaneda se empeñó en un «cámbiame» colectivo. Durante la gymkana rompepiernas, sacó unas tijeras y cortó pantalones y mangas como si la plaza donde se yergue la estatua de Pizarro fuera su «atelier».

Boquiabierto se quedó el público presente en el parque de Monfragüe con el espectacular salto del ángel de Raquel Meroño desde el Albalat sobre el Tajo. «Debe ser la inconsciencia», en palabras de la propia actriz. Ver, desde la barrera, a El Cordobés hacer las pruebas era un ejemplo del «si se quiere se puede», algo de lo que él sabe mucho: «Que mi padre dijese públicamente que yo era su hijo fue una satisfacción para mi madre, sólo por eso mereció la pena esperar 49 años». A punto de cumplir los 50, sus brazos y piernas son pura fibra y su resistencia, la de un muchacho de 25. Había que verle cargar con un fardo de 70 kilos de corcho.

Mientras que la caravana de Discovery recorría los 300 kilómetros que separaban Trujillo del arrozal portugués de Comporta, Aldo Comas ensayaba canciones por la radio del convoy: «Voy a sacar un disco solo, dejo mi grupo». Marta Sánchez no le secundaba. Ella es más de noche y así nos regaló una actuación durante la entrega de trofeos, que únicamente por eso compensó su falta de entrega durante el día: «Soy una mujer complicada, pero por la noche me animo y me vuelvo tan encantadora que no querréis que me marche». Como así fue.

hermanas dominguín

Competir con las hermanas Dominguín fue emocionante porque la edición anterior Bimba Bosé fue la ganadora, aunque nunca pudo recoger su premio. Esta vez, su madre, Lucía, hizo los honores y hay que decir que si su hija fue un ejemplo de valor y compañerismo, es porque «de tal árbol, tal astilla». Si había que conducir por dunas o hacer un rescate, Dominguín cogía el Discovery con tanta solvencia que parecía que iba «Paseando a Miss Daisy», ni un volantazo.

Stany Coppet se quedó atónito cuando Marta Sánchez, cual Marilyn cantando a Kennedy pero con vistas al Atlántico de una playa de Comporta, se acercó a él con una tarta entonando el cumpleaños feliz. El actor celebraba sus 41 años y Fonsi Nieto, su luna de miel. Con su mujer se irá en octubre a un lugar de Asia porque el verano prácticamente lo pasará en Ibiza pinchando y recordando estas dos extenuantes y frenéticas jornadas. Tanto esfuerzo físico tenía como fin conseguir el premio, el importe de uno de los Land Rover Discovery, unos 80.000 euros, para una ONG. Meroño y Comas, en representación de la Fundación Cudeca, fueron segundos; y Lucía Dominguín y El Cordobés, por Bobath, se alzaron con el bronce.