Actualidad

La modelo vuelve a la música

Finalmente podrá retomar su carrera, tras haberla aparcado en favor de la de Sarkozy

Finalmente podrá retomar su carrera, tras haberla aparcado en favor de la de Sarkozy

Publicidad

¿Que qué hace Carla Bruni ahora? Consolar a su marido, a su «Raymond» como ella le llama, en su cuenta de Instagram. Nada más conocer la derrota de Nicolas Sarkozy en las primarias de la derecha, su mujer escribió un mensaje asegurando que «a veces pierden los mejores. Bravo mon amour, estoy orgullosa de ti». Todo acompañado de un corazón, unas manos que rezan y una partitura, como poniendo música a estas breves palabras de aliento para aliviar el dolor de una humillante derrota.

El fracaso de Nicolas Sarkozy para ser investido por los republicanos e intentar un nuevo asalto al palacio del Elíseo ha sido un duro golpe para el ex presidente de Francia, y también para su mujer, que le ha estado apoyando sin ahorrar esfuerzos. Ella es la que durante estos años ha ido reconstruyendo la familia en torno a Sarkozy, como una buena mamma italiana. Incluso ha logrado su implicación durante la campaña, como durante el mitin de París, en el que estuvieron presentes sus tres hijos mayores, Pierre, Jean y Louis, los dos primeros fruto de su relación con Marie-Dominique Culioli y el último, hijo de Cécilia Attias, su segunda esposa.

Y cuando pensaba que ya había recuperado su libertad, fuera de los dorados del palacio del Elíseo, la pesadilla regresó de nuevo. Su marido, que había abandonado, en teoría, su carrera política, ha realizado un nuevo intento de regreso y ella se ha dado de lleno para que sea investido candidato a las primarias. Hasta el punto de dejar en suspenso su carrera artística. Antes de que su marido decidiera relanzarse, ella había estado trabajando en un nuevo disco, que debería haber salido a la venta en septiembre. Pero Sarkozy le pidió que retrasara la salida de su álbum para que no interfiriera con la campaña, y ella, sin dudarlo, ofreció su carrera personal en el altar de la ambición política de su esposo.

La derrota ha tenido por ello un sabor especialmente amargo. Pero Sarkozy se lo ha prometido: «Ha llegado para mí el momento de abordar una vida con más pasión privada y menos pasión pública (...) tengo la sensación de haber impuesto un gran peso a mi mujer y mis hijos. Ha llegado el momento de reencontrarlos», afirmó el ex presidente.

Publicidad

De golpe, Carla Bruni recupera a su hombre y por fin está libre para desarrollar su pasión, la música, comenzando por ese nuevo álbum que había dejado aparcado y que será todo en inglés y saldrá a la venta en 2017.