Matilde Solís: «Esto no es una derrota, vamos a luchar»

Las denuncias interpuestas por Matilde Solís y otras siete mujeres contra el psiquiatra Javier Criado por delitos de abusos sexuales han prescrito, menos una.

Matilde Solis y Javier Criado
Matilde Solis y Javier Criado

Las denuncias interpuestas por Matilde Solís y otras siete mujeres contra el psiquiatra Javier Criado por delitos de abusos sexuales han prescrito, menos una. Las ocho acudirán como testigos en el caso que todavía sigue abierto.

El jueves 21 le comunicaban a Inmaculada Torres, la abogada de Matilde Solís y de las otras siete denunciantes por los delitos de abusos sexuales, incitación al suicidio, omisión del deber de socorro, agresión sexual, contra la integridad moral o intrusismo contra el doctor Javier Criado, que de las denuncias interpuestas sólo se admite uno de los delitos denunciados, el que sufrió una de las pacientes del psiquiatra contra la integridad moral, porque es el único que no se ha pasado de plazo y sigue vigente. Es, de momento, el único que será investigado. Si la fiscalía ve indicios de responsabilidad penal será juzgado por ello y, en ese momento, la abogada tiene intención de llamar a declarar como testigos al resto de denunciantes. «Pensamos recurrir, durante este fin de semana estamos preparando el recurso porque entiendo que, de todos ellos, el delito de incitar al suicidio es el único que puede haber prescrito pero los demás, no. Pienso recurrir el resto de delitos porque no estamos de acuerdo con que se haya pasado el plazo. Además, hay jurisprudencia sobre esto, el propio doctor Criado, en un artículo publicado en el que le pedían su opinión sobre los abusos sexuales, dice que las mujeres hasta que no salen de la situación en la que están metidas no son capaces de denunciar. Sus propias declaraciones serán aportadas en el recurso», dice la letrada.

Enfermedad mental

En el Código Penal, los únicos delitos que no caducan son los de terrorismo, los abusos y agresiones sexuales tienen un plazo de prescripción de entre cinco y diez años. Algunos de los casos presentados se remontan a 1982, de ahí que las denunciantes, que en su día fueron pacientes del doctor Criado, sabían que esa posibilidad existía, pero aun así asumían el riesgo. Como explica a LA RAZÓN la abogada, Inmaculada Torres, «mi recurso de forma está basado en que el delito contra la integridad penal debe ser contado a partir del cese del delito. Voy a compararlas con menores de edad, que hasta que no tienen capacidad suficiente no pueden denunciar. Las mujeres que han denunciado al doctor Criado han sido personas con una enfermedad mental que las discapacitaba para denunciar».

En un primer momento, treinta y dos pacientes del psiquiatra le denunciaron en el Colegio de Médicos de Sevilla y luego lo hicieron por la vía penal en los juzgados de guardia de Sevilla en el Prado. Antes de que finalizara el año pasado, la procuradora que lleva la causa presentaba los 55 folios que comprenden la denuncia por seis hechos, desde abusos sexuales, incitación al suicidio o intrusismo, que el fiscal en el informe conocido el pasado jueves indica «que hay serios indicios de culpabilidad». La abogada de todos ellos presenta batalla:«Nadie dijo que esto fuera fácil. Nos lo han notificado el jueves 21 por la mañana y el plazo para presentar recurso vence el martes 26 más un día de gracia. Estoy preparando un recurso de reforma ante el Juzgado de Instrucción número 19 de Sevilla porque considero que no están prescritos porque esto es un delito con efectos permanentes y la prescripción entiendo que empezaría a correr en el momento en el que se elimina la situación ilícita». Hay que recordar que eran mujeres que estaban mal,«ellas no eran conscientes de los abusos y agresiones que sufrían por parte de su psiquiatra porque estaban enfermas». Una vez que toman realidad de lo que ocurre y dejan de sentirse en muchos casos «culpables» se deciden a denunciar, para algunas ha sido muy difícil y mantienen el anonimato porque ni sus familias saben que sufrían estas vejaciones.

Una liberación

A Matilde Solís la no admisión de la denuncia por un delito de «incitación al suicidio» no la desanima porque el hecho de contarlo ya ha sido una liberación para ella, piensa seguir adelante y está muy animada. Inmaculada Torres nunca dijo que iba a ser fácil. Para la abogada, que hayan admitido uno de los delitos presentados, ya es un éxito y tiene confianza en el recurso, «me anima que hay un informe del fiscal en el que se indica que existen serios indicios de culpabilidad ahí el fiscal se moja y aprecia que puede haber delitos». Las denuncias por los supuestos delitos cometidos por el psiquiatra sí se admiten a trámite pero ha sido declarada extinguida la responsabilidad penal por prescripción, no porque no sean ciertas, sino porque se ha pasado el plazo para denunciarlas, han transcurrido más de diez años. «Esto no es una derrota, me dejan muchas vías abiertas. Sabíamos que eran casos muy antiguos pero vamos a lucharlo».

El médico y la aristócrata valiente

Javier Criado, resalta en su propio currículum que es un «gran comunicador». Ha dirigido, presentado e intervenido en diferentes programas de televisión. Sus intervenciones radiofónicas gozan además de gran popularidad, siendo colaborador de grandes y prestigiosos espacios. Es columnista del diario ABC de Sevilla. Sus trabajos sobre orígenes, desarrollos, tratamientos y pronósticos de los cuadros depresivos y ansiosos le han proporcionado fama internacional. Por su consulta ha pasado lo más granado de la sociedad sevillana, de ahí el revuelo organizado al destaparse la cadena de supuestos delitos a los que sometía a algunos de sus pacientes.Los afectados han sido muy valientes en denunciar los hechos y ha sido la aristócrata y ex mujer del duque de Alba, Matilde Solís, la que le ha puesto cara a todas las denuncias anónimas. Una mujer que tiene su sitio de honor en el Palacio de Liria. En la biblioteca, enfrente de la vitrina donde se conservan las cartas de Cristóbal Colón, hay un par de fotos de ella enmarcadas con sus hijos.