Moses Farrow, hijo de Woody Allen, defiende a su padre y acusa a su madre de abusos

En 2014, Dylan Farrow, hija adoptiva de Woody y Mía, reveló en una carta el durísimo sufrimiento que había padecido por haber sido víctima de abusos sexuales por parte de su padre

Imagen de archivo de Woody Allen junto a su familia
Imagen de archivo de Woody Allen junto a su familia

En 2014, Dylan Farrow, hija adoptiva de Woody y Mía, reveló en una carta el durísimo sufrimiento que había padecido por haber sido víctima de abusos sexuales por parte de su padre.

Moses Farrow (40), el hijo que fue adoptado por Mia Farrow en 1980 y por Woody Allen en 1992, ha escrito un extenso ensayo titulado “A Son Speaks Out” (Un hijo habla claro), en el que defiende al director de cine de las acusaciones sexuales que contra él dirigió su hermana Dylan. “Soy una persona que se mantiene bajo el ámbito privado y no estoy interesado en despertar la atención pública, pero por los increíbles ataques a mi padre Woody Allen, siento que no puedo estar más en silencio mientras es condenado por algo que no cometió”, comenza el escrito.

En 2014, Dylan Farrow, hija adoptiva de Woody y Mía, publicó en “The New York Times”, dentro del blog del periodista Nicholas Kristof, una carta que revelaba el durísimo sufrimiento que había padecido por haber sido víctima de abusos sexuales por parte de su padre cuando era una niña de tan solo siete años.

“Por supuesto que Woody nunca abusó de mi hermana. Ella le quería y esperaba con ganas que él nos visitara. Dylan nunca se escondió de mi padre hasta que nuestra madre logró crear un ambiente de miedo y odio hacia él”, dijo Moses al respecto, poniéndose en contra de las acusaciones de su hermana Dylan. Por su parte, Mia Farrow, ya había hecho similares acusaciones en 1992, en medio de la batalla legal por la custodia de sus hijos. Unas denuncias que el cieasta negó y por las que nunca fue condenado.

En este cruce de acusaciones que mantienen a los hijos de la pareja enemistados, la que verdaderamente se está viendo afectada es la reputación del director de cine. Además, en el ensayo publicado en su blog, Moses tilda de acosadora a su madre. “Vivir bajo el mismo techo de mi madre era imposible si no hacías exactamente lo que ella decía. No importaba cuan difícil o cuestionable era lo que te pedía, había que hacerlo”. Una situación que Moses denunció como de “abusos físicos y emocionales”.

Sobre Mía Farrow, Moses señala que “Estoy seguro de que tenía buenas intenciones al adoptar niños con discapacidades desde la más extrema de las circunstancias, pero la realidad dentro de nuestras paredes era muy diferente. Me duele recordar ocasiones en las que fui testigo de situaciones en las que mis hermanos, algunos ciegos o con una discapacidad física, fueron arrastrados por un tramo de escaleras para ser arrojados a un dormitorio o un armario donde fueron encerrados [...] Incluso encerró a mi hermano Thaddeus, parapléjico por la polio, en un cobertizo al aire libre durante toda una noche como castigo por haberla desobedecido en algo menor".

Moses afirma también en su escrito que su hermana Tam no murió por un ataque al corazón sino por una sobredosis de pastilla en 2001. También deja entrever el suicidio de su hermano Tadeo en 2016, y la de su hermana Lark, debido a sus adicciones. Finalmente murió en la pobreza por causas relacionads con el sida en 2008, responsabilizando de las tres muertes a la actriz de “La Profecía”."Para todos nosotros, la vida bajo el techo de mi madre era insoportable si no hacías exactamente lo que ella decía, sin importar cuán cuestionable fuera. Discutirla no era una opción viable".Moses, quien admite que se "ha distanciado"de su madre en los últimos años, se dirigió directamente a su hermana Dylan en su carta: "Como tú, creo en el poder de hablar. He roto mi silencio sobre el abuso infligido por nuestra madre. Mi curación comenzó solo después de alejarme de ella. Y lo que ella te ha hecho es insoportable".