Misión imposible: cirugía secreta

Tom Cruise aparece en los BAFTA con un sensible cambio en el rostro, con pómulos abultados y ojos empequeñecidos

Tom Cruise aparece en los BAFTA con un sensible cambio en el rostro, con pómulos abultados y ojos empequeñecidos.

Tom Cruise hizo una aparición sorpresa el domingo por la noche en los premios BAFTA, donde tuvo el honor de entregar el galardón a Mejor Película. El reconocimiento fue para «El renacido», el más reciente filme de Alejandro González Iñárritu, protagonizada por Leonardo DiCaprio. Para el momento en que el equipo de Iñárritu subió al escenario para agradecer su merecido premio, la atención de todos los espectadores se había centrado en algo mucho más llamativo: la cara de Cruise. El actor lucía tan hinchado que Twitter –el termómetro social más inmediato– explotó con bromas, críticas y comentarios de todo tipo sobre su nueva imagen. El usuario @hwallop no perdió la oportunidad de relacionar al anfitrión con el premio que entregaba, y escribió: «¿Qué se hizo Tom Cruise en la cara? Da más miedo que el oso de “El renacido”».

Curiosamente, el actor ha negado en varias ocasiones que se haya sometido a operaciones de cirugía estética e incluso juró que «nunca lo haría» en una entrevista que concedió a «Playboy» en 2012. Ya en ese momento se sospechaba que recurría a algún tratamiento para parecer tan joven, pues sus mejillas comenzaron a lucir más rellenas que de costumbre y su piel, a verse cada vez más estirada. Ahora, sin embargo, el cambio es bastante más notorio: parece que hubiera engordado varios kilos –que sólo se le notan en la cara– o que a su médico se le hubiera ido la mano con el bótox.

Hace tan sólo unos días, en el programa de televisión «Watch What Happens Live», Cuba Gooding Jr., que trabajó con Cruise en «Jerry Maguire» en 1996, también comentó la apariencia rejuvenecida de su amigo. «No sé qué se hace exactamente, pero un día lo sorprendí en su casa y tenía la cara cubierta de pequeños puntos rojos», le dijo Gooding Jr. al anfitrión del programa.

Fiel a su perfil de actor de películas de acción, Cruise, de 53 años, está rodando desde octubre la secuela de «Jack Reacher», en la que interpreta a un ex militar que investiga crímenes ocurridos en circunstancias extrañas. En las imágenes del rodaje se le ve ya bastante cambiado, pero no tanto como la noche de los premios de cine de la academia británica. Su transformación hace recordar a otros actores, mayores que Cruise, que han optado por el bisturí, como John Travolta, Mickey Rourke, Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone. También viene a la mente su ex esposa, Nicole Kidman, que se inyectó bótox hace poco y después lo admitió, arrepentida: «Desafortunadamente, probé el bótox, pero ya lo dejé y ahora puedo volver a mover mi cara», dijo.

El protagonista de «Top Gun» fue nombrado en 1990 «El hombre más sexy» por la revista «People», que lo describe como «lo más seguro de Hollywood» por su «sonrisa que mata y sus ojos que hacen suspirar». Lastimosamente, el domingo por la noche los ojos verdes de Cruise apenas se veían, escondidos entre sus mejillas hinchadas, y su encantadora sonrisa de antaño ahora se ha convertido en una mueca.

Todo hace indicar que el protagonista de la saga ‘Misión Imposible’ se ha sometido a cirugía estética o aplicado bótox y acido hialurónico

No obstante algunos usuarios en Twitter defendieron al actor argumentando que su aspecto se debe a un simple aumento de peso.