Revolución en el armario de la Reina

Doña Letizia sorprende en Mallorca al llevar un vestido de Juan Vidal y acrecienta los rumores sobre la crisis que sufre con Felipe Varela

Doña Letizia sorprende en Mallorca al llevar un vestido de Juan Vidal

Doña Letizia sorprende en Mallorca al llevar un vestido de Juan Vidal y acrecienta los rumores sobre la crisis que sufre con Felipe Varela

Y por fin sucedió. La Reina Letizia se ha atrevido a dar el paso y abrir su armario al resto de marcas y diseñadores españoles. En un momento en el que muchas voces apuestan por una crisis en el tándem Ortiz-Varela, debido a las pocas veces que la hemos visto últimamente vestida por el diseñador y que ella ni confirma ni desmiente, pero está claro que algo se está moviendo en los guardarropas de Zarzuela.

El más reciente ejemplo de esta «crisis» lo vimos el domingo en la recepción a las autoridades baleares en el Palacio de la Almudaina. Durante los últimos meses hemos notado cómo Doña Letizia empezaba a introducir nuevos nombres en su armario (se habló incluso de Jorge Vázquez) y firmas como Cortana o Inés Figaredo se relacionaban con la Monarca.

- Estilo «Lady»

El protagonista de la cita social mallorquina fue Juan Vidal. Nacido en Alicante en 1980, es el gran talento de su generación. Reconocido por Modafad y tras pasar por Valencia y Ego con colecciones memorables, rápidamente se hizo un hueco por derecho propio en Madrid Fashion Week. Mientras, Dolce & Gabbana se fijaba en él para formar parte de Spiga 2, la tienda de jóvenes creadores que los diseñadores italianos tienen en Milán. Según reconocen en la firma, la Reina conoció al diseñador en la audiencia privada que ofreció a los ganadores de los Premios Nacionales de la Moda de 2015, cita a la que ella no pudo acudir al coincidir con el fallecimiento de su abuelo. Fue allí donde se realizó la primera toma de contacto que al final ha dado muy buenos frutos, como pudimos comprobar el domingo.

Doña Letizia apareció en Mallorca con un elegante y fresco vestido de estilo «lady» de corte en la cintura, falda por la rodilla y mangas que podría tener un precio aproximado de 400 euros.

«Si bien es cierto que no tenemos ningún vestido favorito, éste es uno de los que mejor representan los cortes y estampados que Juan prefiere», aseguran desde la firma. «Nosotros realizamos un «prêt-è-porter» de lujo creado de manera artesanal». Vidal se suma así a una lista de firmas que destaca por su brevedad.

Además de Varela, la Reina rara vez se sale de Hugo Boss, Carolina Herrera y Nina Ricci (estas dos últimas, propiedad del grupo catalán Puig). Mango, Massimo Dutti y Zara también conforman el armario de la Monarca, que parece haber tomado buena nota de las críticas que se le habían hecho por no variar el nombre de su diseñador de cabecera.

El ejemplo más claro de esto fueron los vestidos que la Asociación de Creadores de Moda de España enviaron a la Reina (con modelos de Davidelfin, Amaya Arzuaga o Juanjo Oliva, entre ellos) que fueron directos al almacén del Museo del Traje.

Si nos fijamos en el nuevo estilo de Letizia (que acaba de ser aplaudido por la edición americana de la revista «Vogue», poniéndola como ejemplo a seguir para Kate Middelton) y sus elecciones está claro que algo pasa con Felipe Varela. En los últimos cuatro meses apenas si ha lucido conjuntos del diseñador, y de ellos dos eran nuevos y varios reciclados. En cambio, Boss, Herrera y Ricci están siendo sus firmas preferidas para citas tan importantes como su visita a Gerona, el fin de curso de la Academia Militar de Zaragoza o sus citas internacionales.

Si a esto le sumamos que además las críticas suelen ser mucho más positivas cuando deja a Varela en la percha, se entiende este nuevo giro de estilo de Su Majestad.

La Reina, que no cuenta con estilista (como muchos medios se han atrevido a afirmar), apuesta por las siluetas femeninas de corte «lady», largo normalmente por encima de la rodilla y colores que van desde los pasteles y empolvados a rojos y negros. Además, le encanta lucir los brazos y con asiduidad opta por vestidos sin mangas. Entre los «looks» más aplaudidos de los últimos tiempos encontramos el modelo de Carolina Herrera que escogió para celebrar el 25 aniversario de la Fedepe (Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias), el conjunto con falda de Hugo Boss que lució en su última visita a Pamplona, el rojo de Nina Ricci con el que recibió a Michelle Obama y los ya comentados de Cortana y Juan Vidal.

Incluso, un vestido de Zara con el que la vimos en la entrega de las becas de la Fundación Iberdrola. Ninguno de Varela.

La pregunta, por tanto, queda en el aire: ¿se acabó el monopolio del hasta ahora diseñador de cabecera de la Reina?

Un ganador

En 2013, Juan Vidal quedó en el primer lugar de los premios Who’s On Next? de la revista «Vogue» (los más importantes de España, dotados con 100.000 euros) y dos años después ganó el Premio Nacional de la Moda, que le fue otorgado por el Ministerio de Industria

Como mamá

El vestuario de la Princesa Leonor también fue noticia el pasado jueves en los jardines de Marivent. Allí lució por vez primera un vestido de la colección primavera-verano de la línea infantil de Carolina Herrera, una de las firmas imprescindibles en el armario de su madre, la Reina Letizia. Se trata de un traje en blanco roto con falda de tablas y ribetes azul marino, inspirado en el estilo tenis de los años 20. Lo combinó con las sandalias de esparto que ya calzó el domingo pasado para la cena de la Familia Real, y con una diadema de Nanos, la marca gallega que también vistió a su hermana, la Infanta Sofía.