Sobrevivir a un rodaje

Natalia de Molina
Natalia de Molina

El estreno ‘Cómo sobrevivir a una despedida’ no sólo está haciendo reír a sus espectadores, sino que todo el casting y el equipo de Atresmedia y Nostromo Pictures no ha dejado de pasarlo bien desde que comenzó el proyecto

Cuando Manuela Moreno decidió dirigir la película ‘Cómo sobrevivir a una despedida’ poco presagiaba el buen ambiente que iba a vivir en sus jornadas de rodaje. Para el proyecto, la directora desplegó un exhaustivo ‘casting’ en busca de las actrices que encajaran a la perfección en sus papeles: Natalia de Molina (Nora), Celia de Molina (Gisela), María Hervás (Tania) y Úrsula Corberó (Marta) son las chicas guerreras de la película. Más de 40 localizaciones --desde Gran Canaria, pasando por Madrid y hasta Barcelona-- en 39 días transmiten la hiperactividad de todo el personal implicado el filme, que en algunas escenas –como la del parque de atracciones—incluye a más de 500 extras. Esta carrera de fondo ha sido, sobre todo, divertida, pero también muchas otras cosas.

EMMA BUNTON, “GRAN ANÉCDOTA” DEL RODAJE

Para Natalia, la experiencia ha sido “muy especial” por el hecho de haber compartido filme con su hermana Celia: “Ha sido un reto del que he salido creciendo como actriz”, añade la actriz, convencida del talento de la directora. Aunque confiesa que ha habido muchas anécdotas en este viaje cinematográfico, Natalia ha citado como gran acontecimiento cuando conocieron a la exSpice Girl Emma Bunton. “Me acordaba todo el rato de mí cuando era una niña pequeñita y de lo que habría llorado y de lo feliz que hubiese sido. De alguna manera sentí que un ciclo se había cerrado”, desvela. Igualmente, para Celia esta película ha sido, además de un gran aprendizaje, una ocasión de rodar con Bunton: “Estábamos en el parque de atracciones y cuando terminamos, serían las tantas de la mañana... Emma Bunton pidió que le encendieran la noria para poder darse una vuelta. Me llamó mucho la atención y me pareció muy especial, allí estábamos todos, viendo como Emma daba una vuelta en la noria”.

Llevándose como experiencia un “viaje en todos los sentidos”, la directora también coincide en señalar la presencia de Bunton como una de las cúspides del rodaje, y ha destacado como anécdota: “El momento en el que Emma Bunton dijo que era fan de mis cortos”.

Por otro lado, María, que asegura haber aprendido a administrar su energía con este filme, recuerda como anécdota del rodaje los primeros días en Canarias, cuando una noche el elenco se reunió en la habitación de Úrsula y empezaron a bailar con la música “a todo trapo, absolutamente descontrolados”. “No lo habíamos planeado, y estábamos tan flipados que nos creíamos dentro de un videoclip, pero empezaron a llamar a la puerta”, ha narrado María. Después de aquello, el elenco tuvo miedo por si les iban a llamar la atención desde el hotel, ya que el timbre seguía sonando. Al otro lado de la puerta, Manuela pidiendo que le abrieran: “Yo quiero bailar”.

ELLAS HABLAN...

1. ¿Cómo sobrevive su personaje a una despedida?

2. En la vida real, ¿qué es lo más surrealista que le ha pasado en una despedida?

3. ¿Qué hay del personaje que se parezca a usted?

4. ¿Qué es para usted algo cómico? ¿Cómo le hacen reír?

5. Ser joven hoy en día signifi ca...

6. Retrato de la generación ‘brand yourself’. Hágame un eslogan de sí misma.

Nora (Natalia de Molina)

1. Nora no para de meter la pata durante toda la película. Ella, con toda su buena intención, organiza la despedida, lo que le pasa es que es un poco desastre y le va mucho la improvisación.

2. He estado en las despedidas de soltera de mis hermanas mayores era tan pequeña que no me acuerdo de nada y lo viví como algo muy ‘light’. Me gustaría que me pasaran cosas tan surrealistas como en la película si ahora fuese a una despedida de soltera, es muy divertido.

3. Nora es muy distinta a mí, es uno de los motivos por los que tenía tantas ganas de hacer la película. Nora es muy impulsiva, yo depende del momento, pero soy más de pensar las cosas dos veces antes de hacerlas

4. He llegado a partirme de la risa con las tonterías más absurdas y con el humor más inteligente. Creo que depende del día y del humor con el que me levante, pero el humor inteligente y negro nunca falla.

5. Hoy en día y siempre, ser el futuro de un país. Y ahora mismo lo tenemos complicado. Espero que las cosas mejoren y que el día en el que de nosotros dependan las cosas se lo pongamos más fácil a las futuras generaciones.

6. La generación Brand yourself es la generación que se construye a sí misma, la que no espera que las cosas le lleguen si no la que se las monta.

Gisela (Celia de Molina)

1. ¡Mi personaje sobrevive porque no le queda otra! Ella tiene alergia a las despedidas, pero una vez que se ve allí, el personaje se va encontrando con otra par te de ella que quizá había olvidado por centrarse demasiado en la responsabilidad.

2. Recuerdo que en una despedida queríamos poner mona a la novia para que estuviera radiante, se nos fue un poco de las manos entrar a los ‘sex shops’ y acabó pareciéndose más a un cuadro rococó que a una mujer atractiva... debajo de todas las cosas que compramos había una persona... pobre...

3. No mucho a efectos prácticos, no tenemos prácticamente nada que ver, yo soy más cabeza loca, más fantasiosa... Ella es mucho más responsable, centrada, le da miedo cualquier cosa que se salga de su ‘planning’ .

4. Yo disfruto del humor absurdo y de la ironía, me encantan los chistes malos y ¡todo lo que aparentemente sea una gilipollez suprema!, y también todo lo que esconde algo. Ahora, lo que más me gusta, es reírme de mi misma... en eso soy experta...

5. Que vas a tener que luchar mucho para conseguir lo que quieres

6. Si el teléfono no suena... ya me lo hago yo.

Tania (María Hervás)

1. ¡De milagro! Creo que con la poca dignidad que el ‘finde’ en Canarias le va dejando. Tania va encadenando situaciones límite, y desafortunadas. Pero creo que está tan acostumbrada a su ‘tragedia personal’ y tan deseosa de que la despedida de su amiga Gisela salga perfecta, que es capaz de reírse de su mala suerte y aprovecharla para unir aún más a su grupo de colegas. ¡Es muy tierna!

2. En la despedida de mi prima Elena nos recorrimos todo el Paseo del Prado subidas en un “carrito” con toldo, música y barra de cerveza. Teníamos que pedalear entre todas mientras sonaba ‘reggaeton’ y los chinos que iban de museos nos hacían fotos desde la acera... ¡mítico!

3. Su tremenda lealtad, la capacidad de sobreponerse a los obstáculos, su interés por el diseño creativo... Mis cambios de humor también pueden ser parecidos, aunque quiero creer que mucho más controlados.

4. Soy una persona con mucho sentido del humor, y cuanto más mayor, más fundamental es para mí. La comedia puede ser de muchos tipos y a mí me gusta casi en todas sus formas.

5. ¡Estar agobiado con hacerte viejo! Esta sociedad no te deja disfrutar de ‘el momento’. Con 28 años ya te empiezan a sugerir que uses antiarrugas, si tienes novio todos te preguntan si pensáis ya en los hijos, y casi casi te van proponiendo planes de jubilación. Es de locos. Como no pares los planes que otros quieren hacer para ti, la juventud se te pasa en un agobio constante por ‘dar la talla’ y llegar a eso que se espera de ti. Y si eres mujer...ni te cuento.

6. Tu mejor proyecto es crearte a ti mismo, día a día, a base de tus propias experiencias. Tratar de ser lo que los demás esperan de ti, es comprarte un bolso de imitación. Sé auténtico, porque la mejor marca que puedes llevar eres tú mismo.”

Manuela Moreno

2. Que la novia dijera en plena despedida que estaba enamorada en realidad del hermano de su novio.

4. Con el humor absurdo.

5. Ser mujer orquesta, y en estos tiempos que corren todavía más.

6. Si quieres que tu sueño se haga realidad ¡despierta! Y otro sería ‘Haz de ti tu mejor marca’. Eslogan: Yo soy como soy yo.