Delpozo mete a Londres en cintura

Josep Font se estrenó ayer en la semana de la moda londinense con una colección llena de color y en la que introdujo cinturones por primera vez

Font es conocido por su dominio de las prendas con volumenes casi esculturales, pero en esta colección los cinturones remarcaban la cintura en vestidos de tul (en la imagen) y en conjuntos de pantalón y jersey de lana
Font es conocido por su dominio de las prendas con volumenes casi esculturales, pero en esta colección los cinturones remarcaban la cintura en vestidos de tul (en la imagen) y en conjuntos de pantalón y jersey de lana

Era el momento para un cambio», afirma Josep Font, director creativo de Delpozo, sobre el traslado de su desfile, normalmente presentado en Nueva York, a la Semana de la Moda de Londres.

Si la cantidad de invitados que se disputaron la primera fila son una medida del éxito de su aterrizaje en Reino Unido, podemos decir que éste fue rotundo. Y, si no, que lo digan los refinados abrigos de alpaca en beige y color coral o los vestidos dignos de una alfombra roja con faldas de tul o lentejuelas bordadas a mano que recuerdan a nenúfares y flores de loto, inspiración principal detrás de su propuesta.

«Londres me gusta mucho y he estado viniendo más a menudo a raíz de la tienda», asegura el diseñador en referencia al local que Delpozo inauguró en Chelsea en 2016. Ese vínculo con la ciudad se trasladó a la ropa en forma de estampado pata de gallo en beige y amarillo (en lugar del tradicional blanco y negro) y en tamaño XXL.

Un guiño al origen escocés del estampado y una referencia, entre otras cosas, a la colección «Horn of plenty», de Alexander McQueen, en la que el modisto inglés presentó también una versión moderna de la pata de gallo.

A ritmo de folk español

La cantante española Lourdes Hernández, mejor conocida como Russian Red, animó con su música folk el desfile, que se celebró en el Royal Institute of British Architects, un lugar muy apropiado considerando que Font es arquitecto de formación.

El español, que se refiere a su trabajo como «un estudio continuo de patronaje», resalta la importancia de los accesorios en su propuesta otoño-invierno: «Hay cinturas muy marcadas, acentuadas con cinturones de piel en forma de nenúfar, y los pantalones los he hecho más cortos para ensalzar la zona del tobillo con los zapatos con calcetines bordados».

Definitivamente, los cinturones en dos tonos, ya sea negro y beige, azul y camel o rosa pálido y fucsia, fueron los protagonistas de la tarde. Sin olvidar una espectacular chaqueta de «faux fur» en azul Klein con las clásicas mangas voluminosas de Delpozo o los bolsos de mano, también en piel sintética.

Resulta difícil elegir un preferido entre un overol estampado de nenúfares en colores vivos y los dramáticos vestidos en azul marino, negro y marrón de fil coupé con plumas que se vieron al final del desfile.

Desde el «front row», Lauren Santodomingo, Olivia Palermo y la actriz Caitriona Balfe, entre otras, seguramente se debatían sobre cuál llevar para su próxima cita en la alfombra roja.