Política

525 socios pagarán por un complejo deportivo cerrado para costear despidos

Moncase clausura sus instalaciones tras perder la subvención de Cajasol

El club se halla en Sevilla Este y fue creado en 2002; entre socios y usuarios, lo utilizaban 700 familias
El club se halla en Sevilla Este y fue creado en 2002; entre socios y usuarios, lo utilizaban 700 familias

SEVILLA- Alrededor de 700 familias sevillanas se quedarán desde mañana sin las instalaciones deportivas que venían disfrutando desde 2002 y los diez últimos trabajadores de las mismas se marcharán al paro. El Club Moncase, fundado en el año 1962 por empleados del entonces Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Sevilla, no puede seguir abierto en Sevilla Este por falta de liquidez para hacer frente a los millonarios gastos hipotecarios. En los próximos meses, los 525 socios del club seguirán pagando las cuotas para sufragar las indemnizaciones que acarrearán los despidos, pero sin poder disfrutar de tres pistas de tenis, cuatro pistas de padel, cuatro de petanca, un pabellón cubierto multiusos, la piscina, el gimnasio y muchas otros servicios que venían recibiendo. A sus 51 años de vida, el club regresa a sus orígenes, conservando, eso sí, su caseta en la Feria de Abril, uno de sus grandes atractivos.

Los empleados de Cajasol obtuvieron hace ahora casi once años la financiación del banco para el que trabajaban para la construcción del complejo deportivo en la Avenida del Deporte, en unas condiciones muy beneficiosas. A su vez, esta entidad otorgaba una generosa subvención que permitía una saneada gestión y supervivencia. La absorción por parte de Caixabank, que no incluía ningún compromiso firmado con la asociación cultural en cuestión, acabó con los privilegios hace unos meses y la junta gestora del club, en el actual escenario financiero, no ha podido hallar una solución para mantener abierto el complejo. Con los ingresos por las cuotas de los 525 socios y 150 usuarios resulta inviable seguir adelante, incluso con un esfuerzo económico.

Posible dación en pago

Según las fuentes consultadas por este diario, la intención de la junta gestora es saldar la elevada deuda contraída, ahora con la Caixa, mediante dación en pago. «Se le dará la mejor solución posible», confirmaron desde la entidad catalana. Ni una parte ni otra quisieron desvelar el montante de la deuda. Desde el Club Moncase se asegura que se han realizado gestiones de todo tipo e incluso han sido varias las asociaciones que se han puesto en contacto para solicitar un alquiler de las instalaciones o compartir los usos, pero la falta de tiempo para responder a los compromisos hipotecarios ha obligado al cierre. Hay ocho trabajadores en plantilla y dos vigilantes que concluyen mañana su vinculo laboral.

La Caixa ahora tiene que decidir qué hacer con unas instalaciones que sufrirían un lógico deterioro con el tiempo al permanecer cerradas: vender, alquilar o dar otro uso a los terrenos. Lo único claro es que a días del inicio del verano, 700 familias se quedan sin club deportivo y sin piscina.