Andalucía

Acercamiento en el conflicto del taxi y los VTC

La Junta propone crear estaciones en el perímetro de núcleos urbanos o que los taxis cobren por plaza en sus servicios

La Junta propone crear estaciones en el perímetro de núcleos urbanos o que los taxis cobren por plaza en sus servicios

Publicidad

La Dirección General de Movilidad de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha entregado este martes al sector del taxi y de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) un borrador de propuestas para la ordenación y modernización del sector del transporte discrecional en vehículos turismo, entre las que figuran la posibilidad de que los taxis realicen servicios cobrando por plaza, o crear “estaciones de VTC en el perímetro de los núcleos urbanos”.

Así lo ha dado a conocer la propia Consejería en una nota en la que explica que el documento trasladado a estos sectores cuenta con casi 500 páginas y el departamento que dirige Marifrán Carazo pretende que sea “un punto de partida para la negociación entre los afectados”.

Publicidad

El objetivo, según la Consejería de Fomento, es “alcanzar soluciones que permitan la deseada convivencia pacífica y ordenada del sector, en aras del interés general de los usuarios”.

Publicidad

De esta manera, entre otras propuestas, la Consejería plantea “la posibilidad de que el taxi ofrezca un precio cerrado al usuario en los servicios precontratados”, así como “la posibilidad de realizar servicios cobrando por plaza”.

También, “para propiciar el cumplimiento de la legislación española”, la Junta propone “la intensificación de las labores de inspección con el incremento en un 50%, así como con el plan de choque de nuevos inspectores, que supondrá el incremento de la plantilla en un 50%”.

Igualmente, para “propiciar el cumplimiento de la legislación y facilitar el control y la inspección de los servicios”, desde Fomento “se propone la creación de una web de control andaluza que se nutra de la web estatal y permita complementar aquellos campos de los que ésta carezca”. Además, “se elaborará una instrucción para la correcta implementación de ambas webs de control”.

Publicidad

La Junta también propone la firma de convenios de colaboración de la Administración autonómica “con los ayuntamientos que lo requieran para la formación en las labores de inspección y control de los servicios”, así como “la creación de comisiones provinciales del taxi para el fomento y creación de áreas de prestación conjunta”.

También desde Fomento “se propone la implantación de programas de transporte a la demanda en medio rural en todas las provincias andaluzas”, así como “exigir al Estado que equipare la capacitación de los conductores VTC a la de los taxistas”, y “la incorporación a la flota de las VTC al menos un 20% de vehículos ECO en empresas con más de cinco autorizaciones”, además de “la adaptación de al menos un 5% de la flota a personas de movilidad reducida para aquellas empresas con más de 15 vehículos VTC”.

ESTACIONES DE VTC

Respecto a la creación de estaciones VTC ubicadas en el perímetro de los núcleos urbanos desde donde se atenderán los servicios, desde la Junta se explica que esta medida tiene “carácter transitorio”, siendo de aplicación “durante los cuatro años establecidos en el RDL 13/2018”.

Según defiende Fomento, es una medida que se encuentra “alineada con la ordenación estatal que ha propiciado el gobierno alemán, francés e italiano”, y contempla que los VTC tengan que volver a dichas estaciones cuando completen sus servicios “salvo que tengan otro servicio precontratado”.

La localización de las estaciones “se determinará mediante la aplicación de criterios técnicos que permitan mantener el servicio que actualmente ofrecen las VTC”, según detalla la Junta, que incide en que “esta medida tiene como objetivo fundamental mantener la operatividad y efectividad del servicio VTC y, a su vez, ordenar la actividad propiciando el cumplimiento del artículo 182.1 del Reglamento de Ordenación del Transporte Terrestre (ROTT) en el que se establece la necesidad de precontratación del servicio y se limita la posibilidad de la circulación por la ciudad en busca de clientes”.

La propuesta de la Dirección General de Movilidad “permite la utilización de las bases propias de las VTC siempre que se encuentren fuera del ámbito marcado y, para el control efectivo de la actividad, se propone la creación de una web de control andaluza que se nutra de la web estatal y permita complementar aquellos campos de los que ésta carezca”.

RATIOS DE TAXIS Y VTC

Desde la Consejería de Fomento apuntan que, desde 2009, con la entrada en vigor de la ley 25/2009 de 22 de diciembre -la denominada ‘Ley Omnibus’-, que propició la liberalización del sector de transporte por carretera en vehículo turismo, hasta la actualidad, con el reciente decreto ley 13/2018 de 28 de septiembre -”el llamado ‘Decreto Ábalos’-, se ha producido “un desequilibrio en el sector del transporte de viajeros en vehículos turismo debido al incumplimiento de la ratio 1/30 (relación VTC/Taxi), estando actualmente en Andalucía en una ratio 1/5 y con posibilidad de incremento debido a las autorizaciones judicializadas”.

En la actualidad hay 9.403 licencias de taxi y 1.988 de VTC en Andalucía, según especifica la Junta, que concreta que, por provincias, Almería presenta un ratio 1/6 -con 87 VTC frente a 503 taxis-; Cádiz, un ratio de 1/10 -116 VTC y 1.160 taxis-; Córdoba, un ratio de 1/11 -con 68 VTC por 773 taxis-; Granada, un ratio de 1/7 -125 VTC y 861 taxis-; Huelva, un ratio de 1/4 -100 VTC por 391 taxis-; Jaén, un ratio de 1/135 -404 taxis por sólo tres VTC-; Málaga, un ratio de 1/2 -2.664 taxis y 1.256 VTC-, y Sevilla, 233 VTC por 2.287 taxis, lo que supone un ratio de 1/10.

Fomento subraya que “ha solicitado al Gobierno central, sin éxito, que propicie la ordenación y regulación del sector para evitar la disparidad de soluciones que se están planteando en el territorio nacional y que pueden dar lugar a futuras indemnizaciones que deberán soportar las arcas públicas y por ende los ciudadanos de nuestro país”.

Agrega que, “dado el reducido interés del Gobierno central en resolver el conflicto”, la Consejería pretende “dar respuesta al problema y propiciar el encuentro de los afectados en una solución equilibrada y consensuada”.

En esa línea, la Consejería se ha reunido con los principales agentes afectados -taxis, VTC tradicionales, VTC de aplicaciones móviles, consumidores y usuarios, Agencia de la Defensa de la Competencia Andaluza y Federación Andaluza de Municipios y Provincias-, y, como se les trasladó a los representantes de los taxistas en la última reunión, en 45 días la Dirección General de Movilidad ha elaborado un estudio “pormenorizado” de la situación desarrollando ocho bloques de trabajo.

En concreto, dichos bloques son un diagnóstico de la situación actual y de las soluciones existentes en el mundo, un diagnóstico de la situación en España, la normativa reguladora en España sobre el sector del transporte discrecional de viajeros en vehículos turismo, análisis socioeconómico, de la oferta y de la demanda, y la posición tanto de las autoridades de la Competencia como de los usuarios y consumidores.

El borrador de propuestas entregado al sector incluye estudios que concluyen que, “con todas las Estaciones de VTC que se plantean, se cubriría al menos el 80% de las zonas urbanas en el mismo o menor tiempo que la media actual, alrededor de ocho minutos”.

Con esta medida se pretende “evitar el criterio subjetivo de un intervalo de tiempo como medida de precontratación que, además de ser difícilmente controlable, es un criterio cuestionable por los tribunales, así como por las Agencias de la Competencia”.

Además, según la Dirección General de Movilidad, “en el diagnóstico de la situación internacional llevado a cabo no se ha localizado dicho criterio de precontratación en ningún país del mundo”.

Así, la propuesta de Movilidad “se fundamenta en hacer cumplir la legislación existente en materia de precontratación y captación de viajeros en viario público, propiciando la ordenación de la actividad”, según concluye la Junta.