CSIF-A, decepcionado con la misma concertación social

El consejero de Economía defiende el diálogo abierto y remite a distintos colectivos a otros espacios de encuentro

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El consejero de Economía defiende el diálogo abierto y remite a distintos colectivos a otros espacios de encuentro

El regreso de la Junta de Andalucía a la concertación social o «diálogo social» ha provocado malestar entre los agentes sociales excludiso tradicionalmente de este espacio. Así, el sindicato CSIF Andalucía lamentó ayer que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, «insista en conformar la idéntica concertación social de hace 30 años, con los mismos agentes sociales» y aseguró sentirse decepcionado con las últimas reuniones de la presidenta con otros sindicatos.

En este sentido, el presidente de CSIF-A, José Luis Heredia, criticó que «parece que la Junta sólo busca cambiarle de nombre a la herramienta llamándola diálogo social, con una primera Mesa por la Calidad en el Empleo, pero con los mismos actores e instrumentos poco efectivos, que no han servido para acabar con el paro y que sólo han logrado una ficticia paz social en Andalucía».

Por ello, reconoció estar «decepcionado» con esa «insistencia de la presidenta en repetir la misma concertación» y mostró su deseo de que haya «movimientos al más alto nivel institucional para que esto se solucione». «Andalucía no puede seguir bloqueada a este respecto y necesita que entre todos pongamos en marcha una concertación eficaz y eficiente, con nuevos actores como CSIF-A, que con más de 60.000 afiliados merece ser oído como agente social que es», aseguró.

El sindicato ha solicitado al presidente del Partido Popular, Juanma Moreno, la presentación de una proposición no de ley en el Parlamento de Andalucía «para reactivar la concertación y hacerla más coherente con la realidad del siglo XXI», invitación que hace extensiva al resto de grupos parlamentarios para que «presenten cualquier otra en los mismos términos, así como reuniones para explicarles la necesidad de dicha PNL, porque la parálisis que sufre Andalucía y su economía no favorece absolutamente a nadie».

Heredia no descarta que el sindicato convoque movilizaciones a nivel regional «para exigir medidas eficaces contra el desempleo y para que la concertación no sea la misma de siempre, sin acciones concretas que solucionen el drama del desempleo que viven más de un millón de andaluces».

Las reclamaciones de CSIF-A no parece que vayan a surtir efecto. De hecho, el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, aseguró en un encuentro informativo que la Mesa por la Calidad del Empleo y la posible participación de la economía social en la misma no es una prioridad. El consejero abogó por «muchos espacios de diálogo» y no solo en una mesa. En este sentido, señaló que en el ámbito de su departamento, tienen abierto el diálogo con sindicatos, representantes de trabajadores autónomos y con la economía social. «Ha habido años de dificultades, en los que se consideró el todo por la parte, y el diálogo social como parte de una maldita concertación», dijo.

En este punto, señaló que la Agenda por el Empleo va a ser objeto de revisión conjunta con sindicatos y empresarios, al igual que el Plan del Trabajo Autónomo con sus colectivos y el Pacto por la Economía Social con los suyos.

«Soy un firme creyente en que el diálogo social es una fuerza que soporta la competitividad regional. Si soy un inversor internacional que voy a aprovecharme de la posición geoestratégica de Andalucía, la segunda pregunta es por el diálogo social y la estabilidad institucional. Estos factores ayudan a la competitividad, son reconocidos pocas veces y son valiosos», desgranó.

Tampoco le han gustado a Arellano las críticas del PP-A y de la Asociación de Trabajadores Autónomos en Andalucía (ATA-A) a la Ley andaluza de Emprendimiento, que se encuentra en trámite parlamentario. El consejero defendió que «no todas las cuestiones relacionadas con el emprendimiento tienen que ir en esta ley, ya hay otras donde caben determinadas regulaciones», señaló.