Andalucía

El andaluz dispone de 6.000 euros menos al año que la media nacional

El PIB por habitante en la comunidad es inferior en un 25,9%, pese a que la economía andaluza creció igual que en el resto del país

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ayer
La presidenta andaluza, Susana Díaz, ayer larazon

El PIB por habitante de Andalucía se situó en 17.263 euros en 2015, un 25,9% inferior a la media nacional (23.290 euros), según datos de la Contabilidad Regional de España, publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística, que también confirma que la economía andaluza creció un 3,2% el año pasado, igual que la media española.

La Comunidad Valenciana fue la autonomía en la que más creció su PIB en 2015, con un 3,6%, seguida de Madrid (3,4%) y Cataluña (3,3%),

Las que obtuvieron los menores registros de crecimiento fueron Cantabria (2,6 %), la ciudad autónoma de Melilla y Aragón (2,7% ambas). Cuatro regiones presentaron una tasa de crecimiento real de su PIB similar a la de la media nacional (3,2 %). De ellas, Baleares y Castilla-La Mancha se situaron ligeramente por encima de la media, mientras que Andalucía y Galicia aparecen algo por debajo. Todas las comunidades, incluidas las dos ciudades autónomas, estuvieron por encima del dato estimado para el conjunto de la Unión Europea de los 28 Estados (UE-28), que fue del 1,8%.

Estos datos vienen a confirmar los ofrecidos por el Observatorio Económico de Andalucía, que a final de 2015 ya alertaba de que el impacto de la crisis económica en la comunidad andaluza había sido mayor que a nivel nacional en pérdida de empleo, de empresas, caída del PIB y del PIB per cápita. «España se recupera, pero Andalucía no logra engancharse, pese a las cuantiosas ayudas y fondos que ha recibido en estos años», señaló el catedrático de Economía Aplicada y presidente del OEA, Francisco Ferraro. La comunidad ha perdido 3,5 puntos porcentuales de convergencia: en la actualidad sólo llega al 74% del PIB per cápita español frente al 77,5% del año 2006. Una brecha que es aún mayor con respecto a la Unión Europea, pues se ha incrementado hasta los once puntos.

Las claves de este retroceso se deben, según este estudio, a «restricciones institucionales, fallos en las reglas del juego». «El Parlamento no hace leyes muy buenas», resaltó entonces Ferraro. «Hay gobiernos más competentes que otros, que ponen en marcha políticas más eficaces», añadió. A su juicio, Andalucía adolece de estímulos a la innovación y la inversión.

Los sistemas de control de la gestión pública tampoco son óptimos y no han funcionado en la comunidad, como se viene demostrando a diario, a lo que se une el hecho de que las instituciones civiles sean escasas y estén vinculadas a intereses, así como que en Andalucía «la picaresca esté bien valorada y la economía sumergida sea muy abundante».

Una de las posibles soluciones ante esta situación sería apoyar una «política radical a favor de la competencia», de modo que se eliminasen los apoyos a la empresa «que hacen que sobrevivan aquéllas que no lo harían por sus propios medios».

Díaz augura un 2016 «formidable»

Susana Díaz presentó ayer en Úbeda (Jaén) la «Estrategia de Turismo de Interior 2020» y aseguró que hay que «sacar rentabilidad» al hecho de que Andalucía es uno de los mejores destinos de Europa y auguró que 2016 será «formidable». Este programa contará con un presupuesto de 230,9 millones en cinco años para revitalizar municipios de menos de 100.000 habitantes y no ribereños al mar. Además, Díaz desveló que Andalucía recibió 782.000 turistas y registró 1,2 millones de pernoctaciones durante la pasada Semana Santa.