El jueves de Feria se salda con un apuñalado y un gorrilla detenido

La ciudad de Sevilla cerró el jueves de su Feria de Abril con una persona víctima de un apuñalamiento que no obstante está fuera de peligro, un gorrilla detenido, el suceso del conductor de un coche de caballos que circulaba cuadruplicando la tasa máxima de alcohol permitida, 24 intoxicaciones etílicas y un recinto ferial "lleno"de gente, aunque no tanto como el día previo al tratarse este último de una jornada no laborable. En rueda de prensa, el concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Bueno, y la portavoz de la Policía Local, María Guerrero, han dado cuenta del resultado de la reunión previa del Centro de Coordinación Operativa (Cecop), donde los representantes de los cuerpos y dispositivos de seguridad, prevención

y emergencia tratan el desarrollo de las celebraciones en tales materias.

Según los datos expuestos en esta reunión, la Policía Local gestionó 257 sucesos, levantó 17 atestados e identificó a 63 personas. Entre sus actuaciones figuran 40 intervenciones en materia de venta ambulante, inspecciones en 33 establecimientos y 97 pruebas de alcoholemia a los conductores, ocho de ellas con resultado positivo. En lo que va de Feria, los agentes de la Policía Local han practicado ya 572 pruebas, 40 de ellas con resultado positivo, y han atendido más de mil sucesos, "ninguno de ellos de consideración", según Juan Bueno.

Volviendo al balance del jueves, han dado cuenta de los principales sucesos acontecidos durante la jornada. En primer lugar, un caballo y el conductor del carruaje del que tiraba el mismo resultaron heridos después de que el caballo se desbocase en el tramo del paseo de las Delicias correspondiente al palacio de San Telmo, el hombre cayese al suelo siendo su pierna pisada por el equino, y el mismo colisionase por último contra una valla mientras arrastraba el carruaje.

El animal fue controlado por la Policía Local y aunque resultó lesionado en una pata, permanece estable en la cuadra municipal después de haber sido tratado por los veterinarios del dispositivo de urgencias. El conductor del coche de caballos, que circulaba con una tasa de alcohol de 0,98 miligramos por litro de aire espirado según la prueba de alcoholemia que le practicaron los agentes, resultó "herido leve"y afronta una "denuncia administrativa", pero no penal, por conducir en estado de embriaguez.

La Policía Local, además, detuvo a un aparcacoches ilegal, un gorrilla, después de que el mismo se negase a identificarse ante los agentes e incluso les atacase. Según la portavoz de la Policía Local, los agentes actuaron en la glorieta de Buenos Aires porque dos gorrillas estaban retirando las multas depositadas en varios vehículos incorrectamente estacionados y "amenazando"además a las personas. El detenido, según ha relatado, se negó a identificarse ante los agentes e incluso les habría atacado, tratándose de una persona en situación irregular en España.

Igualmente, han dado cuenta de que la Policía Nacional intervino en una riña ocurrido sobre las 03,00 horas de la madrugada en la calle Pascual Márquez, con el resultado de un herido por arma blanca que se encuentra "estable y fuera de peligro"después de ser hospitalizdo. "Fue una riña, un ajuste de cuentas que venía de fuera de la Feria", ha asegurado Juan Bueno.

Los servicios de asistencia sanitarias, en total, contabilizaron 270 asistencias, 24 de ellas por intoxicación etílica, siendo 15 personas evacuadas a algún centro hospitalario.

Juan Bueno y la portavoz de la Policía Local, además, han confirmado la información publicada por Diario de Sevilla respecto al decomiso de diversas partidas de alimentos caducados y en mal estado que estaban destinados a ser servidos en las casetas de los distritos municipales. Según han expuesto, estos alimentos fueron intervenidos a "diferentes proveedores"de los hosteleros de estas casetas en el marco de "las actuaciones preventivas antes"de que el género llegue al recinto ferial. Según han manifestado, los alimentos fueron decomisados en su fase de transporte y distribución, no en su fase de comercialización, destacando que hasta el momento no se contabiliza "ninguna alerta sanitarias ni denuncias de particulares por consumo de alimentos en mal estado".

La sociedad municipal Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) contabilizó de su lado un total de 175.549 viajeros durante el jueves de Feria, un seis por ciento menos que el jueves de la Feria de 2014, aunque su cifra acumulada de usuarios desde el comienzo de la feria suma 654.498 viajeros, un diez por ciento más que en el mismo periodo de 2014, incluyendo el miércoles que fue día no laborable, mientras en 2014 el miércoles de Feria sí fue laborable.

La línea de mayor demanda a la feria fue, una vez más, la Lanzadera del Prado de San Sebastián con 34.606 viajeros transportados, un nueve por ciento más que el año pasado, seguida por las líneas C1 y C2 con 21.362 y 21.489 viajeros respectivamente. La lanzadera del aparcamiento P13, el del Charco de la Pava, transportó unos 40.000 viajeros con un descenso del 16 por ciento respecto al jueves de Feria de 2014.

El dispositivo especial de limpieza para el recinto ferial y su área de influencia, de su lado, retiró 255.895 kilos de basura, un 3,7 por ciento más que el jueves de la Feria de Abril de 2014. En lo que va de Feria, se han recogido 819.945 kilos de residuos, un 4,3 por ciento más que durante el mismo periodo de la Feria de Abril de 2014.

En cuanto a la práctica del botellón, visible este pasado jueves en diferentes calles de Los Remedios y de forma residual en las proximidades de la portada, Bueno ha defendido que la Policía Local ha impedido "las grandes acumulaciones"de jóvenes practicando en botellón y ha "disuelto"las mismas en los casos en las que se han materializado. El fenómeno, según explica, ha evolucionado hasta el "microbotellón", gracias al cual los jóvenes intentan pasar desapercibidos ante las autoridades. "Los microbotellones son más difíciles, pero se han atajado en el recinto ferial con éxito y en los aledaños de la Feria hemos intentado actuar con máxima celeridad. Es casi absolutamente imposible una erradicación total", ha manifestado Juan Bueno.

Así, ha concluido que fue un día "de bastante afluencia"de gente al recinto ferial, un día de "lleno"en el mismo, si bien con un "leve descenso"de personas respecto al miércoles, sobre todo porque el miércoles de la Feria de Abril fue día no laborable.