El PP-A reactiva la elección de su candidato con la vista puesta en el 28F

El senador y alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, ayer en la sede regional que el PP tiene en Sevilla
El senador y alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, ayer en la sede regional que el PP tiene en Sevilla

Los tiempos ajenos empiezan a tensar. El PP andaluz pretende volver a reactivar el proceso de relevo en su cuadro de mandos para reclamar a la dirección nacional del partido celeridad en las decisiones y en los plazos. El que llegue de enfrente el crujir del engrase de la maquinaria electoral del PSOE-A de Susana Díaz no ayuda a mitigar la impaciencia, si bien, ésta responde, sobre todo, a planteamientos internos.

El presidente regional del partido y alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ya ha tratado su salida con distintos dirigentes nacionales y en diferentes escenarios y pretende concretarla de una vez lo antes posible. Quiere soltar lastre. En la formación preocupan de nuevo los plazos. Consideran que se está perdiendo un tiempo precioso respecto a sus rivales políticos y abogan por que el nuevo líder esté elegido antes de febrero. Es más, confían en que el designado sea el que protagonice las fotografías de la jornada del 28F, el Día de Andalucía.

El candidato de Zoido sigue siendo el «número dos» del PP-A, José Luis Sanz, pese a la investigación judicial en la que se ha visto envuelto el Ayuntamiento de Tomares (Sevilla) que dirige. El propio Sanz también aseguró, iniciadas ya las pesquisas del juzgado, sentirse más respaldado que nunca por sus compañeros de filas. Pero la rumorología en torno a la lenta fase de renovación no cesa. A ella se ha incorporado estos días el alcalde de Jaén, presidente provincial del PP y senador, José Enrique Fernández de Moya, quien ayer dio una inusual rueda de prensa en la sede regional del partido. ¿Para qué? Con el propósito de informar sobre su intervención en la ponencia «España crecimiento y empleo» en la Convención Nacional que el PP celebrará el viernes y sábado en Valladolid. Si bien, el turno de preguntas lo acaparó el asunto sucesorio. Preguntado por LA RAZÓN si se descarta como el esperado nuevo líder contestó: «Totalmente, no pasa por mi imaginación ni por mi cabeza». De hecho, ante la insistencia de los periodistas, zanjó: «Ni voy a ser candidato a la Presidencia regional del PP-A ni a la Presidencia de la Junta». Se autodescartó «por completo» como cabeza de cartel de los populares en los comicios autonómicos que se celebren en 2016, si Díaz no decide adelantar la cita electoral.

¿Significa eso que no dejará la Alcaldía de Jaén? No necesariamente. Fernández de Moya insistió en que comparte «plenamente» los «tiempos que gestiona y administra» Zoido, con quien afirma tener «relaciones fluidas». Según ha podido saber este periódico, comparte con el aún presidente del PP-A el horizonte temporal máximo de febrero y el nombre: Sanz. Con todo, el también profesor universitario rehusó expresar en público su apoyo al alcalde de Tomares o a cualquier otro candidato, al ser «profundamente disciplinado», se excusó.

Indicó haber «hablado donde tenía que hablar», en los órganos internos de su formación y proclamó: «El candidato que ponga mi partido sin lugar a dudas será el mejor para ganar en Andalucía y tendrá el respaldo incondicional e inequívoco del presidente en Jaén», es decir, el suyo.

«Número uno» al margen, lo que no rechazó con rotundidad el senador popular, que en abril cumplirá 45 años, según desveló, es ocupar la Secretaría General de la formación si su actual inquilino, Sanz, acaba alcanzando su objetivo de hacerse con las riendas del partido regional.

El senador dice encontrarse inmerso en un «periodo de reflexión» con dos «vectores»: su partido y su familia. En relación al primero, dejó claro que está a su «entera disposición», dado que al PP se lo debe «todo» desde el punto de vista político. Incluido el logro de haberse convertido en el alcalde de Jaén más votado de la democracia, algo que «nunca» pensó «llegar a ser». Ese plazo de meditación que se ha dado tiene otro tope temporal: junio. ¿Por qué? En ese mes, el PP de Jaén celebrará una convención para presentar a los candidatos a las alcaldías para las municipales. Tal vez antes de esa fecha, Fernández de Moya haya dejado la Alcaldía que nunca pensó lograr en manos del concejal de Urbanismo, Javier Márquez, para ocuparse de otras tareas de responsabilidad orgánica. Fuentes del PP-A no lo desechan.