El PP intensifica la negociación para allanar los congresos de Sevilla y Jaén

Las diferencias sobre los compromisarios enrocan las posturas de cara al cónclave jienense

La Razón
La RazónLa Razón

Las diferencias sobre los compromisarios enrocan las posturas de cara al cónclave jienense

Las reuniones se intensificaron ayer para despejar el camino de los dos congresos provinciales en los que el Partido Popular sigue teniendo problemas: Jaén y Sevilla. La secretaria general del PP-A, Loles López, y el vicesecretario de Organización de esta formación, Toni Martín, tuvieron un encuentro con los dos candidatos populares en Jaén para tratar de acercar posturas y que al próximo domingo llegue un solo proyecto. Un objetivo que por ahora tiene remotas posibilidades. De hecho, ayer se reunió también el Comité Organizador del Congreso (COC) de esta provincia para abordar el conflicto de los compromisarios, que está enconado y es el que puede inclinar en un sentido o en otro la votación del día 21. Si nada cambia, el alcalde de Santiesteban del Puerto, Juan Diego Requena, que cuenta con el aval del todavía presidente provincial, José Enrique Fernández de Moya, es el que tiene más posibilidades de ganar pese a que el otro candidato, Miguel Moreno, fue el más respaldado por la militancia en la primera vuelta de las primarias (55,9 frente al 43,8 por ciento de los votos).

Por otra parte, ayer por la tarde se reunieron representantes de las candidaturas de Juan Bueno y Virgina Pérez en la sede regional del partido para avanzar en la conformación de la lista de consenso de cara al Congreso del domingo. Es la primera toma de contacto después de que el Comité Autonómico de Derechos y Garantías tumbara la reclamación de la candidatura de Bueno por las posibles irregularidades en la votación de Dos Hermanas, lo que inviste a Virginia Pérez, que cuenta con el apoyo tácito de la dirección regional y el apoyo mayoritario de los militantes –por 24 votos–, como presidenta «in pectore».

El caso de Jaén es el que plantea una solución más complicada, salvo que haya un cambio inesperado, el domingo llegarán vivos los dos candidatos. Los estatutos del partido recogen que quedará una sola candidatura si uno de ellos aventaja al otro en 15 puntos, pero la diferencia de Miguel Moreno sobre Juan Diego Requena ha sido de 12. Fuentes del entorno de la candidatura de Requena rechazan que se trate de una anomalía del funcionamiento del sistema de doble vuelta de las primarias, tal y como deslizó Juanma Moreno el pasado jueves en los pasillos del Parlamento. Aún así, se da la circunstancia –y en eso se basa el líder del PP-A– de que, como todo apunta, en Jaén ganará el candidato que no fue el más respaldado por la militancia, pero sí tiene más apoyo entre los compromisarios.

Por eso, la batalla de Jaén es la batalla de los compromisarios. La Comisión de Derechos y Garantías del PP-A aceptó dos reclamaciones de la candidatura de Miguel Moreno, dirigidas a acceder a la lista de estos compromisarios y abrir un expediente de análisis y comprobación de los miembros natos. Actualmente, de los en torno a 850 compromisarios, hay 180 que pertenecen por razón del cargo y por tanto no tienen un carácter electivo entre la militancia. El secretario de Estado de Hacienda y aún presidente del PP de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, aseguró ayer en una comparecencia para hacer balance de sus 17 años en el cargo que la mayoría de estos puestos vienen dados y por tanto no influye para nada el presidente provincial. Así, por ejemplo, tienen puesto nato los 97 presidentes locales o los 7 representantes de entidades locales autónomas. De los 180 puestos, en torno a 150 –según apuntan fuentes cercanas al sector oficialista–son cargos derivados de puestos de representación. La candidatura de Miguel Moreno, no obstante, ha pedido hasta por requerimiento notarial el listado de compromisarios. Duda de la pulcritud del reparto.

José Enrique Fernández de Moya avaló ayer públicamente la candidatura del alcalde de Santiesteban del Puerto, al tiempo que cuestionó la representación del Comité Andaluz de Derechos y Garantías al no contar, tras la elección de sus miembros la pasada semana, con miembros de todas las provincias. A la una de la tarde se inició una reunión del Comité Organizador del Congreso de Jaén para abordar el conflicto con los compromisarios. Al cierre de esta edición, aún no había acabado. En cuanto a Sevilla, uno de los negociadores señaló a LA RAZÓN que aún queda mucho que hablar y que la de ayer fue simplemente una toma de contacto.