El sobrino de Felipe González niega «tajantemente» ser «intruso» en Invercaria

Juan María González Mejías, sobrino del expresidente del Gobierno Felipe González, ha negado hoy “tajantemente” que hubiera sido un “trabajador intruso o fantasma” en la sociedad de capital riesgo Invercaria o en cualquiera de las compañías en las que ha trabajado durante 20 años.

Tras comparecer durante casi tres horas ante el juez de Sevilla que le acusa de ser un intruso en dicha compañía, el sobrino de González ha dicho a los periodistas: “Ni en mis 12 años de experiencia en el sector privado ni en mis ocho años de experiencia en el sector público he cobrado cantidad alguna por la que no haya trabajado”.

Su abogado, Miguel Ángel Millán, ha recordado que González era trabajador de Invercaria en el Observatorio de Empresas, un ente que no tiene personalidad jurídica, que por lo tanto “no puede contratar absolutamente a nadie” y que está participado por la Agencia IDEA y por Invercaria.

El abogado ha señalado que González procedía de esas dos empresas que componen el Observatorio, “y eso está declarado ante el Tribunal de Cuentas de Madrid, por lo que no sabemos por qué la Policía hace apreciación sobre algo que ya tiene sentencia firme de un órgano contable jurisdiccional como es el Tribunal de Cuentas -ha dicho-”.

El abogado ha agregado que los anticipos de nómina o préstamos que concedió Invercaria “han sido todos abonados” por González, quien ha insistido en que esos anticipos los ha “satisfecho en tiempo y forma y conforme a derecho”.

El juez del caso Invercaria había citado a González Mejías por haber sido supuestamente un “trabajador fantasma” o “intruso” y haber recibido préstamos irregulares.

También citó a otros directivos, como el expresidente de Invercaria Tomás Pérez Sauquillo, que no ha declarado por recomendación de su abogado ante la falta de un documento pericial a pesar de que ha dicho a la prensa que quería hacerlo, y el exdirector de Promoción Cristóbal Cantos y el exdirector Financiero Antonio Nieto.

La Policía aseguró que ambos directivos “coincidieron con el mismo contrato” entre el 1 de noviembre de 2005 y el 10 de octubre de 2007, por lo que “necesariamente debe considerarse a González Mejías como un trabajador fantasma o intruso, es decir, que constando formalmente como trabajador dado de alta en la Seguridad Social en realidad no presta servicio de forma efectiva en la empresa”.

En este sentido, el abogado ha explicado que el director de Promoción de Invercaria es una categoría profesional dentro de la empresa Invercaria, y ha añadido que “había dos directores de Promoción como había seis directores de Inversión, con funciones ejecutivas totalmente distintas”.