Espadas pretende recaudar más por multas que Zoido

El alcalde de Sevilla pasa de anunciar que dejaría sin efectos las primeras multas del año a incrementar a casi 26 millones esta partida de ingresos

Juan Espadas, con Felisa Panadero, antes de la reunión de seguridad
Juan Espadas, con Felisa Panadero, antes de la reunión de seguridad

El alcalde de Sevilla pasa de anunciar que dejaría sin efectos las primeras multas del año a incrementar a casi 26 millones esta partida de ingresos

Siete meses después del cambio de Gobierno, Sevilla sigue sin apreciar un cambio significativo. Más allá del nuevo talante en las formas de Juan Espadas y su equipo –significativo, eso sí–, el día a día demuestra el escaso margen de maniobra político que permiten las cuentas municipales. El alcalde que repite que la diferencia en una gestión radica en saber priorizar se halla condicionado por los acuerdos de investidura firmados con Participa Sevilla e IU. Necesarios avances en materia social que por ahora no terminan de materializarse y convencer a sus socios y que condicionan el Presupuesto para 2016 en otros aspectos que atañen a la totalidad de los sevillanos.

Las primeras cuentas de Espadas obligan a tirar de hemeroteca. «Los policías locales no son agentes de recaudación», llegó a decir en la oposición para criticar el afán racaudatorio del popular Juan Ignacio Zoido, que ahora intercambia los papeles y acusa al socialista de pretender aplicar una subida fiscal que soportará toda la ciudadanía. Incluida, y esto sí que es llamativo, una subida de 200.000 euros en la previsión de ingresos por multas de tráfico. En 2012, en los primeros presupuestos de Zoido en la Alcaldía, la partida ascendió en 7,5 millones para situarse en más de 25 millones. Según denuncia el PP, en 2016 se acercará a los 26 millones. Y todo ello pese al anuncio que Espadas realizó en junio, cuando dijo que pretendía no cobrar o reducir a la mitad las primeras multas del año si son por infracciones leves o moderadas. Una medida que desde Automovilistas Europeos Asociados le recordaron que no era legal desde 2009.

«Los sevillanos pagarán este año 30 millones más que en 2015 en impuestos y tasas, según refleja la previsión de ingresos del Gobierno municipal socialista en su proyecto de Presupuesto para 2016, lo que demuestra la generalizada y espectacular subida de impuestos que llevamos tanto tiempo denunciando. La voracidad recaudatoria de Espadas ya queda patente», señaló ayer Zoido. El alcalde espera ingresar 23 millones más por el IBI «que pagan todos los sevillanos, 3,5 millones más por el IAE e incluso 2,5 millones más por la plusvalía, pese a que presume de que ha bajado el tipo impositivo de ésta», añadió. Las previsiones contemplan recaudar «200.000 euros más que el año pasado por multas de tráfico o 33.000 euros más por la tasa de expedición de documentos, por poner sólo dos ejemplos».

El Gobierno local replica a Zoido que la recaudación responde a la «progresividad» y recuerda la caída de la Participación en los Impuestos del Estado (PIE) de más de siete millones como atenuantes.

Zoido, que también denunció que la Junta reduce por cuarto año la partida de la Patrica, concretamente en más de 70.000 euros, se refirió también el programa Zonas que el PSOE tanto le criticó por no adelantar desde el Ayuntamiento su puesta en marcha. Un año después, el ex alcalde pide a Espadas que presione a la Junta, que no ha convocado aún estas ayudas para las zonas con necesidades de transformación social. CC OO, por su parte, alertó de que los PIM (Puntos de Información a la Mujer) reanudan hoy el servicio tras estar cerrados «desde el 2 de enero». Otra polémica que recuerda al Día de la Marmota, pero con distinto color político.