Ferraz sube la apuesta contra Díaz con la elección de los presidentes de Diputación

Pedro Sánchez puede empezar la campaña electoral en Dos Hermanas (Sevilla), donde arrancó su «resurrección» política, e insiste en el planteamiento de abordar un nuevo tiempo en el PSOE de Andalucía

Verónica Pérez y María Jesús Montero, ayer en Sevilla / Foto: Efe

Todo vuelve al punto de partida. La lucha intestina entre Pedro Sánchez y Susana Díaz se evidencia con el paso de los días y, de momento, ni la próxima cita electoral esconde las puntas en lanza. El presidente del PSOE tiene previsto arrancar la campaña electoral en Dos Hermanas (Sevilla), según Servimedia, el enclave en el que comenzó su resurrección política y que le llevó a la reconquista de la secretaría general socialista, primero, y a la Presidencia del Gobierno, moción de censura mediante, después. Susana Díaz dijo que «tomó nota» tras la confección de las listas en la que sus afines fueron laminados tras «el pulso» –en palabras del alcalde nazareno y gran valedor de Sánchez, Francisco Toscano– de la federación andaluza. Pedro Sánchez ha pasado directamente a la acción. A la nula concesión en la elaboración de las candidaturas se une la intención de Ferraz de hacer y deshacer en la elección de los presidentes de las diputaciones, lo que supondría un golpe de calado al «susanismo».

Orgánicamente, los diputados provinciales y los presidentes son elegidos por los comités provinciales. No obstante, es el comité federal es el que da el visto bueno y puede hacer cambios, en base a los Estatutos del PSOE. Ferraz ya se ha saltado a la militancia para las listas electorales.

La presencia en Sevilla en horas del pasado y el presente del PSOE, encarnados en la figuras de Guerra y la ministra Montero, resume el estado de los socialistas de Ferraz y San Vicente. La postura de Guerra es próxima a la de Díaz. De hecho, la ex presidenta andaluza lo acompañó en la presentación de su libro. «¿Cree que el presidente Pedro Sánchez va a leer su libro?», preguntaron a Guerra. «Lo que está claro es que yo no voy a leer el suyo», señaló. Díaz tampoco. El ex vicepresidente del Gobierno apuntaló el liderazgo de Susana Díaz definiéndola como «la mujer política más importante en España en este momento. Sólo ella puede superar obstáculos propios y ajenos». María Jesús Montero, horas después en un encuentro al que no acudió Susana Díaz, manifestó que no tiene «problemas con las listas, las tengo con los tontos». El federal se apunta a la teoría de un nuevo tiempo. Cuatro provincias llegaron a una entente con Ferraz. En tres de ellas, los secretarios provinciales son presidentes de Diputación (Reyes, Caraballo y Entrena). Cádiz, Sevilla, Córdoba y Almería son los bastiones «susanistas». Del resultado de las generales, dependerá el grado de fricción. «Muchos ratones, pocos agujeros y más ratas que ratones», diagnostican desde la calle San Vicente.