Aparatoso accidente de Jesús Quintero en Huelva

Su vehículo se ha salida de la vía, ha volcado tras atravesar la cuneta y ha quedado del revés

El periodista Jesús Quintero ha sufrido hoy miércoles un accidente de tráfico mientras circulaba por el kilómetro 3 de la carretera A-50-53, que conecta el municipio onubense de Cartaya con su núcleo costero de El Rompido, según ha podido confirmar la Guardia Civil. El percance ha ocurrido a las 13:30 horas de esta tarde y, pese a que el vehículo ha quedado totalmente del revés, Quintero ha logrado salir ileso del percance, saliendo del coche por su propio pie y sin presentar aparentemente contusión alguna.

La carretera por donde transitaba se encuentra actualmente en desuso. El vehículo siniestrado, un lujoso todoterreno Hummer, alcanzó la cuneta y dio dos vueltas de campanas antes de acabar volcado por completo. Mientras que las causas del accidente están aún por esclarecerse, el portavoz de la Guardia Civil no ha querido corroborar que el presentador haya sido sometido a una prueba de alcoholemia, alegando su derecho a la privacidad. Lo que sí ha confirmado es que la velocidad reducida a la que circulaba Quintero y la calidad del Hummer acccidetado han evitado el que podría haber sido un fatal desenlace para el periodista.

Tras el accidente, el onubense fue trasladado al centro de salud de Cartaya para someterse a un examen médico y horas más tarde salía aparentemente recuperado, acompañado por su amigo y cantautor sevillano Arturo Pareja Obregón, que reside en El Rompido y que se trasladó hasta el lugar de los hechos para recoger las pertenencias del presentador.

«Un profesional del impago»

El hecho de que «El loco de la colina» haya siniestrado un lujoso Hummer contrasta con las últimas informaciones que se tienen de él. Así, el silencio del periodista no ha sido óbice para que en las últimas semanas haya salido a la luz su difícil situación económica. Como ya hizo saber LA RAZÓN la semana pasada, el mítico entrevistador estaría a punto de ser embargado por impagos, teniendo que hacer frente a una letra mensual que alcanza los 9.000 euros. Ello se une a la últimas imágenes de Quintero, en las que se ha dejado ver vagando por las calles de la capital sevillana, donde los que un día fueron sus empleados lo llaman «un profesional del impago».