La amenaza de lluvia desluce el cierre de la Feria de Abril de Sevilla

Una joven vestida de gitana en el Real de la Feria de Abril de Sevilla
Una joven vestida de gitana en el Real de la Feria de Abril de Sevilla

La lluvia prevista para la jornada de hoy en Sevilla amenaza con deslucir el cierre de esta edición de la Feria de Abril, en la que se ha notado un repunte del número de asistentes respecto a los últimos años.

La lluvia prevista para la jornada de hoy en Sevilla amenaza con deslucir el cierre de esta edición de la Feria de Abril, en la que se ha notado un repunte del número de asistentes respecto a los últimos años.

Un castillo de fuegos artificiales a medianoche es el tradicional broche de oro de la fiesta, que vive su fin de semana de despedida con cielos cubiertos y algunas precipitaciones.

Según ha precisado a Efe el Ayuntamiento de Sevilla, los materiales pirotécnicos que conforman los fuegos artificiales disponen de una cobertura de plástico fino que protege la pólvora y su encendido es automático así que podrán celebrarse en caso de precipitaciones.

Desde que el pasado lunes comenzara la Feria con el "alumbrao"de las 24.000 bombillas de la portada -dedicada en esta ocasión al Museo de Bellas Artes de la capital hispalense- todos los indicadores han reflejado una mejoría, aunque todo apunta a que aún no se ha vuelto a los niveles de antes de la crisis.

Con un impacto económico previsto por el Ayuntamiento de la capital hispalense de 700 millones de euros, el alcalde Juan Ignacio Zoido (PP) ha señalado que la Feria "ha recibido más visitantes que el pasado año", lo que ha calificado como "un éxito para el sector turístico"y espera que "haya supuesto una fuerte inyección económica"para la ciudad.

Según el primer edil sevillano, el "amplio número de visitantes"se ha dejado sentir en el aumento de recogida de basura -1.280.005 kilos hasta el sábado, un 2,23 % más que en 2014- y el número de personas trasladadas por la empresa municipal de transportes (Tussam), que se sitúa en 997.200 (un 10 % más).

Aunque el balance definitivo se dará a conocer en los próximos días, ya antes de comenzar la Feria se contaba con una ocupación hotelera del 82 % en la ciudad, lo que supone un aumento de diez puntos respecto al año pasado y que ha podido verse mejorado gracias al buen tiempo que ha acompañado durante toda la semana.

Hasta que el sábado aparecieron las primeras gotas de lluvia en el recinto del Real -que cuenta con 1.048 casetas en la que se ha dado en llamar la "ciudad efímera"- sevillanos y turistas han podido disfrutar de temperaturas agradables en una edición celebrada íntegramente en abril, a diferencia del pasado año y gracias a las fechas tempranas de la Semana Santa.

Situado desde 1973 en el barrio de Los Remedios, el Real de la Feria tiene, de acuerdo con datos del Ayuntamiento, una extensión aproximada de 450.000 metros cuadrados en 24 manzanas y quince calles con nombres de toreros, todas ellas alumbradas por más de 237.000 bombillas, lo que supone -según Endesa- una demanda equivalente a la de un municipio de unos 50.000 habitantes.

Por su albero han paseado en estos seis días miles de sevillanos y visitantes, tanto nacionales como extranjeros, que han llegado a la ciudad por diferentes vías, desde el tren -en el que no era fácil encontrar un billete para el fin de semana- hasta dos cruceros de lujo con más de 1.500 pasajeros que llegaron durante la semana.

Para todos ellos ha estado funcionando el Plan de Coordinación específico de la Feria de Abril, que ha contado con más de 1.041 policías, 90 bomberos, casi 500 operarios de limpieza y un 40 % de incremento en la oferta de Tussam, así como el trabajo de 25 personas en Protección Civil, Emasesa, zoosanitario y la coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Zoido, que ha indicado que el Plan se activó el viernes 17 de abril y estará vigente hasta las 02.00 de la próxima madrugada, ha subrayado que su "éxito"reside en "el trabajo coordinado y en equipo que se realiza durante toda la semana"y ha agradecido a los visitantes del Real que "hayan colaborado en mantener una buena imagen de la ciudad durante una de sus semanas grandes".

La lluvia, que ha arreciado con fuerza este mediodía, no ha provocado la suspensión de la corrida de rejones matinal en la Maestranza, previa de la que en la tarde de hoy, con toros de la legendaria ganadería Miura -que cumple 75 años ininterrumpidos lidiando sus corridas en la Feria de Abril- cierra la edición 2015 del ciclo sevillano.

Después de los toros y del castillo de fuegos artificiales, los más feriantes tendrán que esperar 351 días para la próxima semana de "rebujito", farolillos y sevillanas, que será la más temprana de los últimos años y se celebrará entre el 11 y el 17 de abril de 2016.

Efe