La falta de médicos en Málaga, un «negocio redondo»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El Sindicato Médico de Málaga alertó ayer de la «perversa actuación» del Servicio Andaluz de Salud (SAS) al «no sustituir al personal de vacaciones y no pagar a los profesionales que tienen que realizar una actividad doble», una práctica que, a su juicio, supone un «negocio redondo». El conflicto que mantienen los facultativos y la gerencia del distrito Málaga sube de intensidad tras la negativa a aplicar la productividad por acumulación de cupo de horas de trabajo y el denominado factor G –dispersión geográfica– a los que realizan la jornada de tarde obligatoria durante el verano. «Tras finalizar sus consultas se les obliga a ver a los pacientes de los cupos de los compañeros que están de descanso y no han sido sustituidos», denuncia la central.

Con todo, el Plan Costa parece que no ha venido a paliar los déficits de la sanidad pública malagueña, sobre todo en una época del año en la que la población se multiplica en la provincia. Según el diagnóstico del sindicato, la situación «ha empeorado porque se ha aplicado la posible solución mal y tarde», puesto que «no se ha conseguido contratar a ningún médico porque las ofertas no han sido nada atractivas». Más bien, insiste, se intenta «explotar a los contratados, así que los profesionales buscan otros distritos, provincias, comunidades autónomas e incluso pasan a la sanidad privada».

El panorama al que se enfrentan diariamente los médicos de familia es desalentador: «Cargas de trabajo excesivas, masificación y demoras en las citas, lo que deriva en una deficiente atención al paciente». El sindicato recuerda que desde la última reunión con los responsables del distrito el pasado día 3, «no ha habido ningún movimiento, por lo que no están preocupados».