La reducción de pena a Del Nido, un precedente para el «caso ERE»

La Fiscalía Anticorrupción pasa de reclamar once años de cárcel por facturar más de 1,5 millones en obras ficticias al Ayuntamiento de Marbella a solicitar entre dos y tres años de prisión

Muñoz y Del Nido, durante una de las sesiones del juicio
Muñoz y Del Nido, durante una de las sesiones del juicio

La Fiscalía Anticorrupción pasa de reclamar once años de cárcel por facturar más de 1,5 millones en obras ficticias al Ayuntamiento de Marbella a solicitar entre dos y tres años de prisión

La tardanza en ir a jucio ha sido uno de los grandes aliados para los imputados en el «caso Fergocon». La Fiscalía Anticorrupción ha rebajado las penas solicitadas para el ex alcalde de Marbella Julián Muñoz y el abogado sevillano José María del Nido en el procedimiento sobre presuntas irregularidades en contrataciones de obra efectuadas por el Ayuntamiento de la localidad costasoleña entre los años 2001 y 2002. Fergocón facturó más de 6 millones. En obras ficticias, 1,5. Frente a los once años de prisión que solicitó en las conclusiones provisionales de la causa, pide para ellos tres años y medio y dos años y dos meses, respectivamente, decisión basada en la «dilación excesiva» sufrida durante la instrucción de la causa.

Este posicionamiento de la Fiscalía supone un inquietante precedente para otras causas como los ERE, cuyas diligencias están próximas a cumplir cinco años. Comenzaron en enero de 2011.

El «caso Fergocon» se inició tras una denuncia de la Fiscalía –a instancias del PA– que investigó el juzgado de Instrucción 4 de Marbella hasta que se inhibió a finales de 2004 en favor de la Audiencia Nacional por el volumen de dinero investigado.

Además, retira la acusación para uno de los dos hermanos de Del Nido, hasta ahora acusados en el procedimiento y para otra acusada, según el escrito de conclusiones definitivas, elevado ayer ante la Sección Octava de la Audiencia Provincial.

En el caso de Muñoz, Anticorrupción rebaja la pena al considerar que deben tenerse en cuenta las dilaciones indebidas en el procedimiento, –circunstancia que también insta que se aplique al resto de procesados–, mientras que respecto del que fuera presidente del Sevilla F. C., el Ministerio Público ha tenido en cuenta la atenuante de reparación del daño y de dilaciones indebidas.

Para Óscar del Nido, uno de los hermanos del letrado sevillano acusado en el procedimiento, la Fiscalía rebaja su petición de 10 años y medio de prisión a dos años y tres meses lal estimar que se deben aplicar las dos atenuantes, reparación del daño y dilaciones indebidas; mientras que para los ex ediles del GIL Antonio Luque y Vicente Manciles pide tres años y medio y cuatro años de prisión, respectivamente.

Anticorrupción retira la acusación respecto de Juan José del Nido, que se enfrentaba inicialmente a una petición de diez años de prisión, al igual que ha hecho el Ayuntamiento, personado como acusación particular, por lo que éste ha sido absuelto en el procedimiento, al tiempo que respecto de su ex pareja sentimental continúa procesada aunque el fiscal ha retirado igualmente la acusación.

Por su parte el Ayuntamiento de Marbella también ha modificado su acusación inicial y pide en su escrito de conclusiones definitivas que se aplique la atenuante de dilaciones indebidas a todos los acusados si bien no estima que exista reparación del daño en el caso de Del Nido ni de su hermano, atendiendo a los informes emitidos por los actuales secretario e interventor municipal.

Ante este planteamiento solicita cinco años de cárcel para el letrado sevillano y cinco años y medio para Julián Muñoz, mientras que considera que Óscar del Nido debe ser condenado a cuatro años y medio de prisión. Para los dos ex concejales pide cuatro años de cárcel y la responsabilidad civil por las facturas emitidas supuestamente irregulares, más el IVA, la fija en 2,5 millones. Anticorrupción fija ahora en 1,4 millones la cantidad respecto a la responsabilidad civil de la que ha de responder la empresa Fergocon y los procesados. Considera necesario que se adopten medidas cautelares respecto de los acusados, –menos para Del Nido y Muñoz, que ya están en prisión, y otro acusado–, instando a que los demás comparezcan cada semana ante un órgano judicial, se les retire el pasaporte y se les prohíba salir de España, extremo rechazado por la Sala.