La unión «de todo lo que se mueve a la izquierda del Partido Socialista»

Maíllo apela en su informe político a que se acelere la confluencia para que Díaz no vuelva a cogerles con el pie cambiado

El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, presentó ayer su informe político a la Coordinadora Andaluza, en el que señala la urgencia de concretar «el cómo» de la confluencia con otras fuerzas y sectores de la sociedad andaluza, de cara a futuros procesos electorales, y que la misma aglutine «a todo lo que se mueve a la izquierda del PSOE-A». No es la primera vez que Maíllo apela a esta confluencia. Su principal temor es que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, convoque elecciones anticipadas y vuelva a ocurrir lo que ya pasó en 2015. Esto es, que el PSOE coja con el pie cambiado a las fuerzas de la izquierda.

El informe salió aprobado con todos los votos a favor salvo cinco abstenciones. La dirección andaluza iniciará a partir del próximo lunes un calendario intenso de encuentros con organizaciones políticas, sindicales, de la economía social, consumidores, sectoriales, así como plataformas diversas. El propósito –recoge el informe– es «exponer nuestra propuesta política de cambio, ponernos a su disposición para construir con quienes así lo quieran un gran espacio de encuentro, convergencia y unidad necesaria para decir que en Andalucía es posible otra política, otra forma de hacer política y otro modelo económico y social que mejore las condiciones de vida de la mayoría social».

En el informe presentado a la Coordinadora Andaluza, consultado por Europa Press, Maíllo explica que la militancia exige claridad sobre el futuro y que la apuesta por la confluencia «es tan firme como mayoritaria». «Pero es necesario que empiece a concretarse el cómo lo antes posible para beneficio de la izquierda y como una rápida reacción ante el nuevo contexto», agrega. No en vano, las cábalas sobre un adelanto electoral han espumado en las últimas semanas. Tras indicar que cualquier propuesta de confluencia debe partir del trabajo colectivo, desde abajo y garantizar la visibilidad «justa» de todos los actores, Maíllo incide en que todas las alianzas que alcanza IU «siempre se producen en torno a programas y principios». Con todo, defiende una confluencia «cómoda y que fluya de manera natural, con un proceso de acumulación de fuerzas previos que garantice, con la suficiente pedagogía en torno a esta estrategia, que no se pierdan apoyos en el camino». «Nuestra interlocución preferente con el movimiento obrero y el feminista, la economía social y el mundo cooperativo, el mundo rural, el espacio ecológico, el movimiento memorialista y el republicano, o las mareas, deben seguir incrementándose a través de encuentros en los que se explique nuestra estrategia, invitemos al trabajo colaborativo y hagamos una labor de encuentro permanente con la Andalucía que se ilusiona por construir una alternativa por la izquierda».