Las subastas de medicamentos: el caramelo asiático

La Razón
La RazónLa Razón

El coordinador regional de Sanidad del PP andaluz y portavoz de Sanidad en el Senado, Jesús Aguirre, denunció ayer que el 70 por ciento de los fármacos licitados por la Junta de Andalucía en su última subasta se fabrican en Asia, lo que no beneficia a la economía andaluza ni española.

Además, según el dirigente popular, alguno de los laboratorios adjudicatarios son empresas asiáticas «multadas y prohibidas en el mercado estadounidense». Según el PP, a la última subasta de medicamentos del Gobierno andaluz no han concurrido las grandes empresas farmacéuticas españolas, mientras que sí lo han hecho firmas radicadas en la India y Bangladesh, «algunas de ellas multadas» por la agencia del medicamento estadounidense FDA, «y otras, con prohibiciones expresas de exportaciones a Estados Unidos».«El setenta por ciento de los medicamentos seleccionados por la Consejería de Salud se fabrican en Asia; el dieciséis por ciento en Eslovenia y sólo el trece por ciento de ellos los fabrican empresas españolas con poca presencia en el sector», argumentó Aguirre. Por ello, lamentó que esta subasta atraiga a empresas «que no presentan instalaciones productivas ni en Andalucía ni en el resto de España, por lo que su aportación al PIB, a la economía nacional y a la creación de empleo es nula».

Junta y Gobierno central mantienen una guerra abierta por la subasta de fármacos. El Ejecutivo de Mariano Rajoy ha interpuesto varios recursos ante el Constitucional alegando que se produce una invasión de competencias. La Junta, por su parte, esgrime que podría ahorrar con esta medida 200 millones al año.