Las últimas horas de Chamizo como Defensor del Pueblo Andaluz

La Razón
La RazónLa Razón

Era un secreto a voces y hasta IU (el grupo que se suponía más reticente) ha apoyado la salida. «Chamizo ha reforzado la institución con su trabajo, pero ha llegado el momento de dar un nuevo aire», señaló la consejera Susana Díaz. El Defensor les cantó algunas verdades –«La gente está hasta el gorro de ustedes»– y, unido al desgaste del tiempo, los políticos ni olvidan ni perdonan. PP, PSOE e IU acordaron ayer el relevo de José Chamizo como Defensor del Pueblo Andaluz, cargo que ha ocupado durante 17 años. Los grupos, que mantuvieron una reunión en el Parlamento con la consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, para abordar la elección de un nuevo director general de la RTVA y la renovación en el Defensor en este periodo de sesiones, no pusieron aún sobre la mesa ningún nombre como sustituto de Chamizo ni como director de la cadena autonómica. Se prevé otra reunión a inicios de la próxima semana en la que se buscará el consenso.

PP-A, PSOE-A e IULV-CA destacaron la tarea que ha desarrollado José Chamizo como Defensor. Socialistas y populares coincidieron en la necesidad de reformar la Ley que regula esa institución para reducir de cuatro a tres el número de adjuntos. IU no quiere el «modelo estatal», esto es, que rechaza que al frente de la institución esté alguien relacionado con los partidos políticos.

El vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, manifestó que Chamizo ha sido una referencia que ha marcado la orientación de la institución, demostrando que es valorada por la ciudadanía y absolutamente necesaria. «Ha hecho un trabajo magnífico y excelente», según Jiménez, para quien ha llegado el momento de afrontar una renovación.

Respecto al hecho de que IU no quiera una persona procedente del ámbito político, Mario Jiménez indicó que «no hay que venir con apriorismos. Al frente, opinó, debe estar una persona «reconocida y reconocible» en una tarea en el ámbito social y con «experiencia dilatada en la tarea de estar cerca de la ciudadanía».

El portavoz del grupo popular, Carlos Rojas, agradeció los «servicios prestados» a Chamizo, quien hizo un trabajo «importante», pero ya ha finalizado una etapa. Rojas indicó que lo importante debe ser que la persona sea «válida» para lo que se le exige que lo haya demostrado en su trayectoria. Defendió que sea una persona imparcial y ecuánime y consideró que poner «barreras» con otro tipo de criterios supondría recortar el abanico de posibilidades.

El portavoz de Izquierda Unida, José Antonio Castro, asume el relevo, aunque pensaba que no se iba a «correr tanto».