Maíllo cree que el modelode concertación está «muerto»

El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo
El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo

El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, defendió ayer que el modelo actual de concertación social está «muerto», por lo que exigió al Gobierno andaluz un «cambio radical» en este ámbito, que incluya mayores mecanismos de control y evaluación y que elimine todos los acuerdos previos que «han inducido a prácticas irregulares, anómalas y absolutamente desechables». En una entrevista concedida a Europa Press, Maíllo indicó que las irregularidades en los fondos destinados a UGT-A «reflejan que hay que tocar muchas cosas de la concertación», en relación a los mecanismos de control y evaluación, que tienen que ser garantizados por el Ejecutivo andaluz.

«Es muy importante introducir la cultura de evaluación y seguimiento de los acuerdos para saber que el espíritu del acuerdo se cumple y no se utiliza para prácticas cuanto menos irregulares», ha destacado Maíllo, que insistió en la necesidad de eliminar aquellas prácticas que generan una «perversión», como las relacionadas con los cursos de formación.

Para el líder regional de IU, el actual modelo tradicional de concertación social está «hundido» y se requiere buscar una fórmula en la que se vinculen los acuerdos a un modelo de carácter estratégico para el desarrollo y la salida de la crisis en Andalucía, eliminando «de raíz» aquellas cosas que no han funcionado. En esta línea, dijo que su formación siempre ha defendido un modelo en el que se incluyan a agentes sociales muy relevantes desde el punto de vista de la economía, como son la economía social y el mundo cooperativo.

Tras reconocer que las irregularidades detectadas en el sindicato UGT-A y en la CEA hacen «más complicada» la negociación de un modelo de concertación social, Maíllo reiteró la necesidad de afrontar una fórmula que permita la participación directa de los agentes económicos y sociales.