Marín cree que C’s ha acusado el «desgaste» de «gobernar» con Díaz

Sin tomar decisiones, «habríamos sacado mejores resultados, pero los andaluces estarían peor»

El presidente de C’s en Andalucía, Juan Marín, abraza a la número uno por Sevilla, Virginia Salmerón
El presidente de C’s en Andalucía, Juan Marín, abraza a la número uno por Sevilla, Virginia Salmerón

Sin tomar decisiones, «habríamos sacado mejores resultados, pero los andaluces estarían peor»

Ciudadanos firmó con el PSOE un pacto de investidura que permite gobernar a Susana Díaz. Desde entonces, la formación naranja se ha tratado de atribuir como un éxito cada ejecución del acuerdo firmado con los socialistas como condición previa. Ayer, el día después del 26J, el presidente y portavoz de C’s en el Parlamento andaluz utilizó la argumentación de quien se considera dirigente andaluz a todas luces para justificar la pérdida de más de 37.500 votos y uno de los ocho escaños que logró el 20D. «Quienes se desgastan son los que gobiernan. Si Ciudadanos no hubiese tomado decisiones en Andalucía, quizá hubiera sacado mejores resultados en las urnas, pero los andaluces estarían peor», señaló Marín, satisfecho con los datos, aunque «aspiraban a más». Sin eludir la incidencia del «Brexit». Porque para Ciudadanos, elevar incluso el porcentaje de votos del 13,03% al 13,24% supone un logro.

El líder naranja en Andalucía reiteró el ideario de Rivera a nivel nacional. «Sólo entiendo un acuerdo entre PP, PSOE y C’s. Otro invento no es bueno para España», señaló, atribuyéndose el mérito de haber frenado al populismo, igual que Díaz, en la comunidad al estar en la «antípodas» uno y otro partido. «Les cerramos la puerta en marzo en Andalucía; en diciembre, a nivel nacional, y ahora otra vez».

La capacidad de autocrítica se redujo a la nada. «De los 32 diputados de C’s en el Congreso, Andalucía es la comunidad que más aporta (7), por delante de Madrid (6), por lo que valoró la consolidación del proyecto, con el 13,5 por ciento de los votos.

Por provincias, destacó el escaño obtenido en Almería «arrebatado a Unidos Podemos» y donde su partido fue la tercera fuerza política. «Se ha hecho justicia con el trabajo realizado», añadió. En el caso de Málaga, revalidó los dos diputados y ascendió hasta el 16,29% de los votos en un «feudo tradicionalmente conservador». Si bien, lamentó la pérdida de un diputado por Sevilla de los dos que tenían anteriormente.

Tras advertir de la «injusticia» de la Ley D’Hont, que lleva a que a Ciudadanos «le cueste casi el doble que al PP conseguir un escaño», criticó que los más de 70.000 votos en Jaén y Huelva para Ciudadanos se quedan «sin representación». «El PP empieza el partido con un 2-0 a su favor», concluyó.