Política

Más de la mitad de los médicos de atención primaria secundan la huelga en Málaga

Denuncian que con los servicios mínimos del 50% ya hay más plantilla que durante el verano, cuando solo se alcanza el 30

Un momento de la protesta frente a la delegación provincial de Salud en Málaga / Foto: Efe
Un momento de la protesta frente a la delegación provincial de Salud en Málaga / Foto: Efe

Más de la mitad de los médicos de atención primaria de Málaga secundaron ayer la primera jornada de huelga en los centros de salud. Las organizaciones convocantes cifraron el seguimiento de los paros en un 63 por ciento. La Junta, por su parte, rebajó considerablemente las cifras: un 12,95 por ciento durante la mañana y un 9,13 durante la tarde. Tanto el Sindicato Médico de Málaga como la asociación «Basta ya» criticaron el «trampeo» de la Junta, puesto que «ha contabilizado la cifra sobre un plantilla de facultativos que están de baja, de vacaciones o cumpliendo los sobredimensionados servicios mínimos».

Alrededor de 400 médicos se concentraron frente a la delegación provincial de Salud para denunciar el «déficit crónico» de profesionales en la sanidad malagueña, coreando consignas como «Susana escucha, primaria está en lucha» o «con la sala a reventar, no podemos trabajar». El portavoz de «Basta ya», Carlos Bautista, criticó que «casualmente hoy –por ayer– la Junta ha destinado un 50 por ciento de la plantilla a trabajar, cuando en épocas como el verano estamos al 30 por ciento», al tiempo que denunció que a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, «le preocupa más tapar la huelga de los médicos que la salud de su población». «Hoy más que un día de mínimos es un día de máximos», subrayó. Bautista, médico de atención primaria en un centro de salud del distrito de Carretera de Cádiz, quiso dejar claro que «a los médicos no nos gusta hacer huelga», sino «desempeñar nuestra vocación». También recordó que «lo que estamos pidiendo es mejorar y planificar la asistencia sanitaria de otra manera». Con todo, garantizó que los pacientes «siempre van a estar muy bien atendidos, en cualquier circunstancia», ya que «por encima de todo está la seguridad sanitaria de la población».

Por su parte, el presidente del Sindicato Médico de Málaga, Antonio Martín, hizo hincapié en que ha sido el Gobierno andaluz el que «nos ha obligado a manifestarnos y a hacer unos paros parciales que nos pueden llevar a una huelga total por los incumplimientos en atención primaria». Martín exigió al Ejecutivo regional un «compromiso real» que garantice «los profesionales necesarios para atender a la población de Málaga». Igualmente, recordó que casi el 80 por ciento de los médicos de primaria han firmado el manifiesto de reivindicaciones, que incluye garantías en cuanto a la asistencia, recursos suficientes, reconocimiento a los profesionales, transparencia y medidas para favorecer la salud laboral y la seguridad de los médicos y pacientes.

También estuvo presente el presidente del Colegio de Médicos, Juan José Sánchez, quien demandó a la Junta que lleve a la práctica una segunda reforma de la atención primaria ante lo que calificó como «una situación de agotamiento y desesperación». «Muchas de las peticiones ya se habían aplicado en la década de los 80 y ahora la Administración no nos quiere oír». El responsable del órgano colegial rechazó el incremento del 5 por ciento de la plantilla que propone el Servicio Andaluz de Salud (SAS), un anuncio «parcial que no va a solucionar los problemas derivados de las jubilaciones, vacaciones y sustituciones».

Junto a ello, los facultativos exigen que se amplíe el tiempo para atender a los pacientes, «al menos diez minutos por cita»; que las vacantes se resuelvan en un plazo máximo de 6 meses; que las pruebas diagnósticas se realicen en 30 días y que los coordinadores médicos sean elegidos «por los profesionales».

La respuesta de la consejera, Marina Álvarez, no tardó. Y lo hizo con datos. Tras advertir que respeta las reivindicaciones, apuntó que el SAS trabaja en la estrategia de renovación de la atención primaria, entre cuyos objetivos está «mejora las plantillas». Álvarez recordó que en el último trimestre de 2017 se incorporaron 400 profesionales en los centros de salud y la semana anterior «se comunicó la incorporación de 1.306 profesionales de diferentes perfiles». «Nuestro objetivo es dimensionar la plantilla», señaló.