Militantes del PSOE exigirán en Jun cambios tras las Primarias sin urnas

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

«Soy el secretario general del PSOE-A y tenemos este otoño una conferencia –política– muy importante que vamos a afrontar, desde la unidad de los andaluces, para manifestarnos en ella, con las propuestas que creemos mejores para España y para nuestro partido», aseguró José Antonio Griñán en su comparecencia del pasado martes, tras firmar su renuncia a la Presidencia de la Junta para dejar paso a Susana Díaz.

Pero los oficiales no son los únicos trabajos que se mueven en ese sentido. El alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez Salas, ha mantenido el contacto con las más de 6.600 personas que lo avalaron en su intento de disputar la candidatura a la consejera de Presidencia en funciones, quienes consideran que aún «tienen mucho que decir». De hecho, según ha podido saber LA RAZÓN preparan un encuentro que se celebrará en el municipio granadino y estará «abierto a militantes y simpatizantes de toda España que queremos hacer aportaciones a la conferencia política que se celebrará en noviembre». Para lograrlo se valdrán de un sistema que canalice el «streaming» de las intervenciones y la participación a través de Twitter.

Preguntado por esa cita, Rodríguez Salas no sólo no la niega sino que aporta que también se analizarán «las Primarias que se abrieron en Andalucía». Un proceso diferente al que tendrá lugar en Galicia en paralelo con la toma de posesión de Díaz como presidenta del Gobierno andaluz. El PSOE gallego sí elegirá entre dos candidatos porque «se ha permitido recoger avales por internet y se ha solicitado sólo el 10% de apoyos de la militancia, no el 15, como en Andalucía», explica el alcalde de Jun. Quienes depositaron en él su confianza pretenden «darle un cambio al PSOE».

«Los militantes –señala– no pueden seguir siendo sólo a quienes se busca para pegar carteles o llenar salones en épocas electorales, han de ser una parte activa del partido». Están dispuestos a pelear por «Primarias y listas abiertas» y por «darle protagonismo a esa ciudadanía que ha dejado de confiar en los partidos, y en concreto en nosotros, en los socialistas. Hay que abrir las puertas», desliza Rodríguez Salas. Quiere dejar claro que será «leal» a la futura presidenta en el plano institucional, lo que no impide que continúe considerando que «se necesita un cambio en la estructura del partido».

Desde esa óptica, interrogado sobre si estaría dispuesto a dar la batalla por la Secretaría General del PSOE-A, en el caso de que Griñán opte finalmente por abandonarla y convocar un congreso, su respuesta es un sí, condicionado a sentirse respaldado.

Múltiples fuentes dan por hecho que la historia se repetirá y será Díaz el relevo también al frente del partido. Es más, ya ha dado pasos, aseveran, en la línea de recuperar la «pax chavista» perdida. Los sectores críticos tradicionales, fieles al propio Chaves o a Zarrías en Jaén, le han brindado un razonable margen de confianza de cara al futuro. Si bien, Díaz tendrá que contar con los nuevos «críticos digitales», cansados de retóricas gastadas y con un altavoz «muy potente»: la red.