Palos de golf, trajes y Mont Blanc, a cuenta de la Diputación de Málaga

El ex gerente socialista del Consorcio de Bomberos cargó al ente provincial 3.000 euros

La RazónLa Razón

El ex gerente del Consorcio Provincial de Bomberos dependiente de la Diputación Provincial de Málaga cargó al organismo supramunicipal un juego de palos de golf, varias plumas estilográficas marca Mont Blanc y trajes de caballero por un importe conjunto de casi 3.000 euros, según denunció ayer el portavoz del actual equipo de gobierno, Francisco Salado, del PP.

El popular exigió explicaciones a PSOE e IU sobre esos «gastos injustificados» que se desprenden de una auditoría de los años 2008, 2009, 2010 y el primer semestre de 2011, cuando dichos partidos gobernaban en coalición la institución provincial.

El portavoz del PP se preguntó «qué relación existe entre un organismo que debe dedicarse a ayudar a los municipios a evitar incendios y otras tragedias naturales, y la compra de objetos de regalo para no se sabe quién» para exigir «que un sinsentido así se aclare cuanto antes».

Salado incidió en que «el PSOE debe explicar esto sin tardar ni un día» y lamentó la «nueva revelación de una gestión caótica en lo organizativo y lo presupuestario» de un organismo «que se ha usado para despilfarrar y cuya historia reciente está repleta de irregularidades», entre las que destacó la anulación judicial de unas oposiciones para consolidación de plazas «porque no cumplían ni los estatutos del propio Consorcio Provincial de Bomberos».

En su opinión, esta auditoría «da la razón al grupo del PP», que ha denunciado a lo largo de los últimos años la improvisación e incapacidad del PSOE a la hora de conducir un organismo «cuya utilidad está fuera de toda duda pero que cada cierto tiempo tiene que padecer las consecuencias probadas de una pésima gestión administrativa y política».

Un «escándalo» más

Además, pidió al portavoz socialista, Francisco Conejo, que afronte la situación y hable claro sobre las irregularidades detectadas, «ya que los anteriores responsables, como el ex gerente José Luis Cámara, son afiliados al PSOE y se supone que trabajan juntos, se ven en su sede, en reuniones de trabajo, y me sorprende que no se les haya cuestionado por este escándalo o por cualesquiera de los otros que ya hemos denunciado», lamentó.

En este punto, Salado se preguntó «cómo es posible» que se emitieran facturas de hasta 60.000 euros con cargo a una fundación «de la que nada más se sabe», según figura en la auditoría del año 2009, dentro de un montante global de 1,5 millones de euros sin que en el momento del pago hubiera justificantes.

«Queremos saber quién, por qué, cómo y para qué se han tomado decisiones tan arbitrarias e injustificables como las compras de material que nada tiene que ver en el funcionamiento del Consorcio Provincial de Bomberos, cuyos profesionales son un ejemplo de trabajo y entrega a la provincia», aseveró el popular, pero que, a su entender, «han sufrido una gestión lamentable de PSOE e IU». Partidos sobre los que sostuvo que «ya no pueden esconder más».