Andalucía

Tres meses de media en el pago a proveedores en las capitales

La Asociación de Autónomos destaca en un informe que los Ayuntamientos son los «peores pagadores» de la Administración

La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de Andalucía presentó ayer un informe sobre los plazos de morosidad de las administraciones públicas de Andalucía con los autónomos. Los ayuntamientos de grandes municipios son las entidades «peor pagadoras», ya que se demoran de media tres meses, concretamente 91 días, en pagar a sus proveedores autónomos.

Publicidad

El presidente de ATA nacional, Lorenzo Amor, y su homólogo en Andalucía, Rafael Amor, explicaron que la transposición de la Directiva Europea sobre la Morosidad a España contempla la posibilidad de realizar la revisión de la factura hasta en los 30 días posteriores a su prestación y otros 30 para realizar el pago. «Los ayuntamientos de capitales de provincias de Andalucía no solo incumplen la Ley y tardan más de 60 días en efectuar las facturas a los autónomos, sino que como en el caso de Jaén son los que más tarde pagan de España».

Jaén, cruz; Málaga, cara

Así, los periodos medios de pago oscilan entre los 483 días que tarda, de media, el Ayuntamiento de Jaén, a los 26 del de Málaga.

De las capitales de provincia, ATA también destaca el retraso en los pagos de Granada, que «tarda 164 días de media en pagar –más de cinco meses– y ha aumentado el tiempo de espera en 21 días en el conjunto de 2017». Huelva también paga más tarde que la media y sus autónomos deben esperar de media más de tres meses, concretamente 110 días. Así, tampoco cumplen la normativa el Ayuntamiento de Cádiz (91 días de media), ni Sevilla (72 días de media) y los únicos ayuntamientos que cumplen con los que establece la ley son los de Málaga, con 26 días de media; Almería, con 43 días de media, y Córdoba, con 52 días de media.

Publicidad

El informe detalla también los tiempos de demora de las diputaciones provinciales. En 2017, la diputación de Córdoba (20 días) es la que menos tiempo hace esperar a sus proveedores. Así, ATA ha resaltado que «prácticamente todas cumplen la Ley de Morosidad o están justo por encima del límite, como la de Cádiz que paga en 62 días de media», y añade que a lo largo de 2017 se mantuvieron estables en 39 días los periodos medios de pago de las diputaciones.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, indicó que «la morosidad no tiene nada que ver con el tamaño de la administración, ni de la población, es cuestión de gestores buenos y malos».

Publicidad