Andalucía

Un ex directivo admite que se incluyó en un ERE y siguió trabajando en la empresa

Quien fuera director de Recursos Humanos de la empresa Primayor, Luis Sobrino, quien anteriormente adquirió la empresa cárnica Hijos de Andrés Molina (Hamsa), admitió ayer que se incluyó en un expediente de regulación de empleo (ERE) pero siguió trabajando en la empresa. Estaba llamado a declarar como investigado ante la jueza de Instrucción número 6 de Sevilla, María Núñez, que instruye el llamado «caso ERE», en la pieza separada que investigas las subvenciones concedidas por la Dirección General de Trabajo de la Junta para los distintos ERE tramitados en Hamsa y Primayor.

Publicidad

Sobrino, según señalaron a las agencias fuentes del proceso, declaró que en las negociaciones para el ERE de Primayor participaron tanto el sindicalista y «conseguidor» de los ERE, Juan Lanzas, como el abogado Carlos Leal, administrador único de Estudios Jurídicos Villasís, quienes también estaban citados ayer como investigados, aunque Lanzas no compareció. Añadieron que, por orden del ex consejero delegado de Hijos de Andrés Molina y ex gobernardor civil de Cádiz, César Braña –ya fallecido–, envió al abogado Carlos Leal el listado de trabajadores con la antigüedad en la empresa y la edad prevista para incluirlos en un ERE.

De la misma manera, Sobrino relató que en el año 2005 tuvo lugar una reunión en Sevilla en la que participaron el ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, la empresa Primayor y el comité de empresa, donde el ex alto cargo de Empleo dijo que se iba a hacer un ERE financiado por la Junta y se llegó a firmar un protocolo recogiendo dicho compromiso. También el director de Recursos Humanos de Primayor Food, Felipe Monforte, aludió a una primera reunión para tratar con los responsables del ente público IFA, que en su momento tenía participaciones en Hamsa para intentar salvar la empresa, un préstamo participativo, si bien en dicho encuentro estaban Lanzas y el ex secretario de Empleo Juan Francisco Sánchez por IFA.

Le insistieron en «había que hacer un ERE y en que la Junta les iba a financiar», por lo que le «llamó la atención» que fuese el comité de empresa el que solicitase el expediente de regulación de empleo.

Para la misma jornada de ayer, la magistrada había convocado en el juzgado a Lanzas, aunque no apareció ni comunicó nada al juzgado.

Publicidad

Tampoco acudió el ex consejero de Empleo Antonio Fernández, aunque en este caso sí lo hizo su abogada para explicar que su cliente se encuentra actualmente excluido de esta pieza.

Por su parte, Guerrero sí acudió aunque, como en otras ocasiones, se acogió a su derecho a no declarar.

Publicidad