Un festival afianzado

La cita almeriense cumple las expectativas y logra convertirse a nivel nacional en la antesala de los Goya, cuyos nominados se conocerán el 13 de diciembre

La cita almeriense cumple las expectativas y logra convertirse a nivel nacional en la antesala de los Goya, cuyos nominados se conocerán el 13 de diciembre

Más proyecciones, más actividades, mayor presupuesto y nuevos patrocinadores. El Festival Internacional de Cine de Almería (Fical) ha cumplido las expectativas en su decimosexta edición, afianzándose como una cita relevante del calendario cinematográfico nacional. Ocho jornadas en las que se ha alcanzado una notable repercusión y que ha permitido colocar una vez más el nombre de Almería en el panorama europeo.

La Gala de Clausura sirvió para resumir la grandeza que año tras año va adquiriendo el festival, reuniendo a toda una constelación de estrellas del cine español, que acudieron para arropar a una tierra de cine. Cayetana Guillén Cuervo, presentadora del acto, encabeza una larga lista en la que también aparecieron Patricia Montero, Will Shepard, Nathalie Poza, Usun Yun, Ruth Franco, Rebeca Valls, Pilar García Elegido, Natalia Rodríguez, Montxo Armendáriz, Juanjo Ballesta, Marta Nieto, Manuela Velasco, Marc Clotet, Mabel Lozano, Lino Escalera, Biel Durán, Javier Gutiérrez, Inés Aldea, Imanol Uribe, Fermí Reixach, Eulalia Ramón, Eva Almaya, Elena Furiase, Carmelo Gómez, Carlos Iglesias, Antonio del Real, Ana Fernández, Carlos Areces, Jota Abril, Álvaro Gervilla, Álex Adrover y Antonio Dechent.

Entre todas estas estrellas deslumbró con luz propia un mito del celuloide, la diva italiana Sophia Loren, que tuvo ocasión de descubrir su Estrella en el Paseo de la Fama y recibir un homenaje con el premio Almería, Tierra de Cine ante un repleto Auditorio Maestro Padilla.

Los galardones de la sección Ópera Prima se convirtieron una vez más en la antesala de los Goya, cuyos nominados se conocerá el 13 de diciembre, por lo que triunfar en Almería supone un paso adelante muy importante para los profesionales de cara a ser protagonistas en los premios de la Academia del Cine Español. «Estiu 1993» y «No sé decir adiós» se repartieron los premios fundamentales. El «gordo» recayó en el primer largometraje, de Carla Simón. Y el segundo para la obra de Lino Escalera.

El premio Cosentino a la Mejor Dirección de Ópera Prima recayó también en Carla Simón. Y los triunfadores del Premio Serhs Tourism al mejor guión Ópera Prima fue para Lino Escalera y Pablo Remón, por «No sé decir adiós».

Fical, que comenzó como un festival de cortometrajes, ha ido creciendo con la incorporación de largos, pero sigue mimando a los cortos. Por eso, en la gala de clausura ocuparon un papel protagonista. Este año se presentaron más de 2.000 cortometrajes de 85 países al certamen «Almería, Tierra de cine». De ellos se seleccionaron 36, y de estos, 21 son de producción nacional. Lo que refleja la calidad de los trabajos españoles. Uno de ellos ganó el premio al Mejor Cortometraje Nacional, patrocinado por La Obra Social Caixa. El ganador y gran triunfador fue «Madre», de Rodrigo Sorogoyen.