Virginia Pérez aboga por una mujer como nueva secretaria general

La candidatura de la nueva presidenta del PP de Sevilla iniciará los contactos con la de Juan Bueno

Virginia Pérez valoró los resultados de la votación de la noche del pasado viernes, en la que se impuso a Juan Bueno por 24 votos
Virginia Pérez valoró los resultados de la votación de la noche del pasado viernes, en la que se impuso a Juan Bueno por 24 votos

La candidatura de la nueva presidenta del PP de Sevilla iniciará los contactos con la de Juan Bueno

Pridie kalendas maias. Solis die. El día previo al Primero de Mayo, domingo. Virginia Pérez, la que debe ser la única candidata a la Presidencia del PP sevillano, en virtud del acuerdo promovido por las direcciones nacional y regional del partido con la candidatura de Juan Bueno, que optaba a la reelección, compareció ayer para valorar los resultados de la votación celebrada en la noche del viernes –con 2.610 votos frente a un total de 2.586 apoyos de los actuales dirigentes– y asumir «la responsabilidad trasladada» por la militancia, al imponerse al aparato «por 24 votos». Tal día como ayer, en el año 313, durante la guerra civil romana se produjo cerca de Heraclea la batalla de Adrianópolis o Tzirallum, entre Licinio y Maximino, en la que se decidió el control del Imperio de Oriente. Tras la victoria de Licinio, el Imperio se convirtió en una diarquía. Virginia Pérez llamó ayer a «cumplir el acuerdo» para iniciar «el reto común de hacer un PP integrado y grande».

Virginia Pérez, acompañada por Beltrán Pérez, portavoz adjunto del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sevilla, señaló que su candidatura contactará con la de Juan Bueno para «empezar a construir en personas e ideas». El acuerdo, «que se firmó en presencia de la Dirección regional del partido y a instancias de las direcciones regional y nacional», contempla que la candidatura perdedora proponga una terna de la que debe salir el secretario general del partido. Virginia Pérez «tendió la mano» en pos del «mejor proyecto político de todo el PP de Sevilla» y mostró su preferencia por «una mujer» como número dos, considerando que «es positivo que haya mujeres en los órganos de dirección del partido».

La próxima presidenta de los populares en Sevilla señaló que la alta participación en la votación –con casi 5.200 afiliados, venciendo en «por encima de 65 circunscripciones»– demuestra «las muchas ganas de participar de un partido muy vivo», que «está llamado a gobernar en la provincia de Sevilla». La candidatura de Unidos para Ganar superó a la de Juan Bueno en ocho de los once distritos de Sevilla capital, en «la inmensa mayoría» del resto de circunscripciones de la provincia, y en número de compromisarios electos.

Virginia Pérez también señaló que Juan Bueno «se acercó la noche electoral» y le dio «la enhorabuena y dos besos». El pasado sábado, también la felicitó «el ministro de Interior», Juan Ignacio Zoido, valedor de la candidatura de Bueno. También, el secretario general nacional, Fernando Fernández Maíllo, que llamó a «integrar» y estar «más unidos que nunca», según señaló en Twitter. Con Juanma Moreno, el presidente del PP-A, medió «una conversación amplia la noche electoral», recordando los términos del acuerdo firmado entre las candidaturas y abogando por la unidad y la integración. También se pronunció Javier Arenas, valedor de la opción de Virginia Pérez. Tanto Juanma Moreno como Fernández Maíllo, señaló la nueva presidenta popular, invitaron «a construir un PP de Sevilla grande y seguir el acuerdo que ellos indicaron». La candidatura de Pérez se declaró «expectante» y mostró su vocación de «ser responsables y prudentes». La opción vencedora solicitó «altura de miras» para construir «un PP de Sevilla, atendiendo a lo que nos une». «No creo que haya ninguna persona que acceda al cargo con la misión de ser desleal», señaló Virginia Pérez, subrayando la obligación de «ser leal al proyecto, no sólo a la presidencia. «Pido al equipo que tengamos un proyecto común y lealtad al proyecto y conciencia de lo que nos une», reiteró. Las diez vicesecretarías de área del nuevo comité ejecutivo provincial tendrán que ser decididas por consenso entre ambas partes, según el acuerdo suscrito. Tal día como ayer del año 311, el emperador Galerio promulgó un edicto que suspendía la persecución impuesta por Diocleciano contra los cristianos. «Lo vamos a hacer en común», defendió Virginia Pérez.