Abascal llena Burgos y arremete contra el Gobierno por su dejación en Cataluña

El acto contó con la presencia del fundador de VOX, José Antonio Ortega Lara, quien ve «poderosas amenazas» como el islamismo radical, el separatismo y la actitud de la izquierda

El presidente de Vox, Santiago Abascal, avisó en Burgos al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de que su dejación de funciones en Cataluña «caerá sobre él como una losa», y afirmó que su partido le pedirá «responsabilidades ante cualquier cosa que ocurra a partir de ahora». Además, advirtió de que si Vox gana las elecciones generales del 10 de noviembre «al día siguiente Torra será detenido, puesto a disposición judicial, con una querella por rebelión».

El Fórum Evolución de Burgos acogió un acto público del partido político Vox, en el que participaron el presidente nacional del mismo, el candidato de Vox al Congreso por la provincia de Burgos, Javier Martínez; el presidente provincial de Vox Burgos, Ángel Martín, así como el exfuncionario de prisiones, José Antonio Ortega Lara. El encuentro reunió a más de 800 personas, quedándose fuera más de 200 personas, debido a la falta de asientos. Allí, el presidente del partido centró su discurso ante los burgaleses en la situación actual que se vive en Cataluña, tras conocerse la sentencia del «procés», y señalando que ante esta situación, la «prioridad del Gobierno para este lunes es sacar un muerto», en referencia a la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos.

En este punto, se dirigió directamente a Pedro Sánchez pidiéndole que «saque al muerto», para que «se retrate en toda Europa» y que vean que solo busca «restaurar los odios viejos», dijo, haciendo alusión a que su única intención es «ver cuál es la fórmula para enfrentar a los españoles».

Durante su intervención, Abascal recordó que Cataluña «ha sido, es y será siempre tierra española», e indicó que desde que se conoció la sentencia ha estado instalada en el «caos, desorden y violencia», afirmando que ha llegado el momento de que «se ponga fin» a esta situación. En este punto, recordó que Vox «fue el primero en pedir el artículo 155», en su momento, y que ahora vuelven a ser «los adelantados» al pedir el artículo 116, por el cual piden el «estado de excepción» para «impedir que deje de ocurrir lo que está ocurriendo», señaló Abascal. Sin embargo, subrayó que desde el Ejecutivo no se está haciendo nada ante esta “emergencia social que vive España” porque está en el «cálculo electoral», reiterando su postura y afirmando que «las elecciones son lo de menos», y que «si hay que retrasarlas se hace, pero lo que no se puede hacer es retrasar el orden y las ley en Cataluña», dijo.

Por su parte, José Antonio Ortega Lara, aseguró durante su intervención que España se enfrenta a «poderosas amenazas externas e internas», haciendo alusión al «islamismo radical», como la «peor» amenaza del exterior, y que «propone la conquista de Europa y la destrucción de la civilización occidental». Asimismo, señaló que «el separatismo y la actitud de la izquierda», son los «poderosos riesgos internos» que amenazan al país.