Agromaq cierra sus puertas con más de 125.000 visitas y se consolida en Europa

Javier Iglesias califica la feria agroganadera salmantina de «rotundo éxito»

Una niña acaricia un ejemplar de ganado ovino presente en Agromaq 2013

Salamanca- El presidente de la Diputación de Salamanca y de la institución ferial, Javier Iglesias afirmaba, al realizar el balance de la feria agroganadera «Agromaq 2013», que la asistencia de profesionales y de público a esta edición ha sido un buen termómetro para medir el ambiente del sector primario en nuestro país y añadió que «no es malo». Además, aseguró que esta trigésima edición fue un «rotundo éxito», ya que se superaron los 125.000 visitantes.

Iglesias presentó, en el recinto ferial las conclusiones de esta cita agropecuaria en la ciudad del Tormes, así como de la vigésimo quinta Exposición Internacional de Ganado Puro que, según el presidente, significó un incremento del 17 por ciento de las ventas en taquillas respecto a las edición anterior y un movimiento económico superior a los siete millones de euros tanto en ganado como en maquinaria.

Calidad y cantidad

El presidente de la institución ferial aseguró que el éxito en esta edición se debe tanto a la calidad como a la cantidad de los animales y de la maquinaria presentados durante los seis días que ha durado la feria y que demuestra que se trata de una cita de referencia y de relevancia para los profesionales, tanto de Europa como del norte de África, debido al número de visitantes portugueses, franceses y marroquíes de esta edición.

Por ello ha ratificado que el éxito de Agromaq confirma que esta edición devuelve la Feria a los años previos a la crisis económica y que «nos llevan a estimar que es extraordinaria la creación de riqueza», informa Ical.

Además, incidió en que es una apuesta de la Diputación Provincial y que este último año tiene que desembocar en logros y proyectos en ediciones futuras que, además, abrió nuevos mercados nacionales como el de Cataluña y consolidó los del norte de España. Enfatizó también la importancia internacional de la cita dentro de los empresarios de maquinaria agrícola con la presencia de herramientas con un valor superior a los 25 millones de euros.

Subasta ganadera

En relación al ganado, se refirió a la venta de un ejemplar de macho de charolés por ocho mil euros fuera de subasta como el récord absoluto de venta y siendo siete mil euros el valor de un semental de raza Limusina, el precio máximo conseguido en una subasta de ganado.

La exposición ganadera movió 419.720 euros durante seis días y Javier Iglesias destacó que los 25 ejemplares de raza Blonde d'Aquitania se vendieron en su totalidad, animando a los ganaderos franceses de cara a futuras ediciónes.

Una feria, concluyó, que «puede presentar este año un presupuesto equilibrado», e incluso, resaltó «que los ingresos superen a los gastos.