Bajan un 11 por ciento los fallecidos en 2013 en las carreteras de la Comunidad

Ruiz Medrano visita el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Zamora junto a Rosa Valdeón, Maíllo, Clara San Damián y José Antonio Díez
Ruiz Medrano visita el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Zamora junto a Rosa Valdeón, Maíllo, Clara San Damián y José Antonio Díez

Un total de 112 personas perdieron la vida en alguna de las carreteras de nuestra Comunidad durante el pasado año en los 11 siniestros con víctimas mortales que se produjeron. Quince menos que en 2012, lo que supone un descenso del 11 por ciento, pero 370 menos que en el año 200, uno de los peores en siniestralidad en las carreteras. «Cualitativamente, es verdad que son buenas cifras, pero no hay que olvidar la triste realidad que cada accidente genera, un drama personal y también para la sociedad», destacaba ayer el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, durante su visita al subsector de la Guardia Civil de Zamora.

Distracciones como hablar por el móvil o manejarlo, la velocidad inadecuada y el sueño son las causas de siete de cada diez de estos accidentes mortales. Mientras que en la mitad de estos siniestros el vehículo se salió de la vía la salida de la vía, y en cuatro de cada diez se produjo una colisión. Además, el balance de 2013 que realizaba el delegado del Gobierno en Castilla y León revela que más del 70 por ciento de los accidentes mortales tuvo lugar en carreteras convencionales. Es decir, en vías de dos sentidos en una sola calzada nacionales, autonómicas y provinciales, mientras que dos de cada diez se produjeron en autovías y autopistas. Las provincias de Burgos, León y Valladolid se sitúan a la cabeza de la región en cuanto al número de siniestros mortales, con 19, 16 y 14, respectivamente. En la provincia burgalesa fallecieron 24 personas, seis más que en 2012; en la leonesa 18, dos menos que el año anterior, y en la vallisoletana 15, siete menos que en 2012. Por el contrario, la provincia menos afectada por esta lacra fue Segovia, con cinco accidentes mortales, un 44 por ciento menos que en 2012, y seis fallecidos, frente a los diez muertos del año anterior.

Operativo especial Navidad

Ruiz Medrano presentaba también la tercera fase del operativo especial de Tráfico en Navidad, que arrancaba ayer y se prolongará hasta el lunes, y en la que se esperan medio millón de desplazamientos por nuestras carreteras. Una campaña que, en sus dos primeras fases, ya se han movilizado más de dos millones de vehículos por nuestras carreteras, y en la que de momento sólo hay que lamentar la muerte de una persona, el pasado 23 de diciembre en Salamanca.

El delegado del Gobierno pide a los conductores que extremen las precauciones en esta última fase ante la previsión de viento y frío e incluso nieve y fuertes heladas en algunos puntos de la Comunidad. «Lo primero es informarnos de las condiciones meteorológicas, mantener la distancia de seguridad, hacerse ver mediante la utilización del alumbrado del vehículo y, por supuesto, ni una sola gota de alcohol al volante», señala Ruiz Medrano