Castilla y León busca aliados en España y la UE para combatir la despoblación

La Razón
La RazónLa Razón

Buscar aliados en la España autonómica pero también en la Europa de la Unión para poder captar mayor número de fondos y de ayudas que puedan aportar su granito de arena para hacer frente a la despoblación en nuestra Comunidad.

Esto es lo que ayer se aprobaba en el Parlamento autonómico, tras un intenso debate entre los grupos políticos con representación. No en vano, la moción debatida y presentada por el PSOE planteaba diez propuestas para frenar la despoblación, cimentadas en la creación de empleo y en el mantenimiento de servicios en el medio rural.

Si bien, el acuerdo resultante sólo daba luez verde a tres de los puntos del decálogo defendido por la procuradora socialista Ana Redondo: impulsar medidas que atraigan y localicen empresas en el territorio; respaldar las propuestas de los agentes económicos y sociales encaminadas a lograr más fondos de la UE; y buscar sinergias con otras regiones para atraer fondos e inversiones para avanzar en el desarrollo económico y social de la Comunidad.

Durante su intervención, Ana Redondo echaba en cara al Gobierno Herrera que haya sido incapaz en 27 años que lleva gobernando de solucionar el principal problema de la Comunidad y advertía de que en los últimos datos del padrón de 2012, Castilla y León es la región española que más ciudadanos perdió ese año. Asimismo, insistía en que el mejor antídoto contra la despoblación es el empleo y que se tengan en cuenta las potencialidades de cada territorio y aunque admitía que la crisis ha agravado los problemas demográficos de Castilla y León, denunciaba que la Agenda de la Población puesta en marcha por la Junta «está muerta».

Por ello instaba al Gobierno regional a actuar cuanto antes y además desde el consenso con la oposición y los agentes económicos y sociales.

Desde el Grupo Mixto, el leonesista Alejandro Valderas, coincidía con los planteamientos de los socialistas, y pedía la recuperación de los planes comarcales y que se apoye más al mundo rural desde los presupuestos.

Mientras que, finalmente, desde el Partido Popular, el procurador Juan José Sanz Vitorio se felicitaba por haber alcanzado algún punto de acuerdo con el PSOE en esta materia, si bien reclamaba a la oposición seguir avanzando en el rigor y en el análisis de la realidad y las causas. Sanz Vitorio rechazaba la premisa de Ana Redondo de que el empleo sea la única solución frente a la despoblación. Al respecto, ironizaba sin citarlo expresamente con el caso del portavoz socialista en las Cortes, Óscar López, del que el dirigente popular decía que a pesar de tener un buen trabajo en el Parlamento autonómico no vive en Castilla y León.