Cecale ultima un Plan de Viabilidad ante la deuda de 1,75 millones que arrastra

Aparicio apuesta por recuperar el rumbo de una patronal en «tensión constante»

El nuevo presidente de Cecale, Santiago Aparicio, antes de un desayuno de trabajo
El nuevo presidente de Cecale, Santiago Aparicio, antes de un desayuno de trabajo

Reconducir la situación actual y recomponer la delicada situación económica de la patronal empresarial Cecale, serán dos de los grandes objetivos del nuevo presidente, el soriano Santiago Aparicio, al frente de una organización de la que confesó está en «tensión constante» y camina por un «rumbo maltrecho».

Para ello, la dirección se encuentra ultimando un Plan de Viabilidad que verá la luz a finales del próximo mes de abril o a principios de mayo y que deberá ser ratificado en la Asamblea que Cecale tiene previsto celebrar en junio. Un plan en el que las nueve territoriales podrán aportar lo que deseen al mismo y donde se estudiará las necesidades de la plantilla de la organización, actualmente en 20 personas y cómo reducir gastos corrientes, algo en lo que ya se viene trabajando con la reducción de 17.000 euros al mes.

Santiago Aparicio reconoció que la situación no es la ideal, aunque reclamó el apoyo de todas las organizaciones, al considerar que «si no remamos todos en la misma dirección, no va a ser fácil, sino complicado» y anunció que si no consiguen reconducir la situación dejarán paso a otra gente con nuevas ideas.

El presidente de Cecale también admitió que en la asamblea celebrada el pasado miércoles en la que salió elegido, se produjeron algunos momentos de tensión cuando la patronal salmantina, Confaes quiso leer un escrito en contra de la gestión anterior y que él dio el visto bueno, ante la negación de otros asamblearios, «por que si no se iba a montar un follón». Y respecto a la gestión de su antecesor, Jesús Terciado, dijo que no fue la más adecuada, aunque señaló que Terciado actuó de manera correcta y que la situación fue provocada por el secretario general, Héctor Arias, «que no actuó de manera diligente».

Por eso, advirtió que «el que no sea leal a la organización Cecale sobra» y que dará nombres y apellidos de aquellos que pongan «palos en las ruedas» para el funcionamiento correcto.

También se refirió Aparicio al convenio colectivo enquistado con los sindicatos y reclamó una negociación «más ágil y eficaz» pero adaptándose a las circunstancias actuales. «No nos negamos porque es una herramienta muy útil», pero recordó que Cecale no negocia, que para eso están las sectoriales.

Por último, reclamó al Gobierno nuevas medidas como un contrato único temporal sin causa y una rebaja en las cotizaciones de la Seguridad Social para crear nuevo empleo.

UGT y CC OO piden un giro a la patronal para que negocie

Los secretarios generales de UGT y CC OO en Castilla y León, Agustín Prieto y Ángel Hernández, le desearon «suerte de verdad» al nuevo presidente de Cecale, Santiago Aparicio, en esta «nueva andadura» de una confederación que, a su juicio, debe estar «cohesionada» y tener «una visión de Región». Hernández recordó a Aparicio que las instituciones se «legitiman» con sus «propias actuaciones» y que Cecale tiene pendiente tanto «una negociación colectiva atascada» en el punto de la «ultraactividad de los convenios» como «un acuerdo» relativo a los «convenios colectivos» y la «adecuación del procedimiento del Serla a la reforma laboral». En ese mismo sentido, el líder autonómico de CC OO reiteró que la Cecale de Santiago Aparicio «tiene la oportunidad de dar un giro a la realidad». «El problema de Cecale no son las personas ni sus presidentes, sino la propia concepción de la organización» y su «relación» con los agentes sociales.