De la Riva considera que el juicio por desobediencia no le restará votos

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha aseverado este jueves, tras conocer ayer que los órganos nacionales del Partido Popular han dado el beneplácito a su séptima candidatura a la Alcaldía de la ciudad, que está convencido de que el juicio por presunto delito de desobediencia al que se enfrentará el 27 de abril no le restará votos y de que será absuelto. No obstante, ha apuntado que si la sentencia es de inhabilitación, recurrirá. En declaraciones durante la visita que tenía prevista este jueves a las obras que se llevan a cabo en una parte de la avenida de Burgos, el regidor vallisoletano ha considerado que el PP ha apostado por mantener su candidatura porque "no sólo confía"en que ganará las elecciones del 24 de mayo, sino en que ha actuado "de forma honesta".

En este sentido, ha considerado que el juicio por presunta desobediencia en la ejecución de la sentencia que ilegalizó los áticos del edificio de la plaza de Zorrilla en el que tiene su vivienda habitual no le restará votos en el proceso electoral.

Asimismo, ha añadido que se deben buscar "datos objetivos"y que "cualquier documento que se investigue"al respecto mostrará que él siempre dijo que se cumpliera la sentencia necesaria para restituir a la legalidad el edificio en el que se había incurrido en un exceso de edificabilidad. Por ello, está convencido de que será absuelto, si bien ha apuntado que si la sentencia es de inhabilitación, "se recurrirá ante la Audiencia".

En todo caso, ha querido subrayar que el proceso que tiene pendiente es "por un tema administrativo"y no "por corrupción, malversación ni una cosa rara", sino por el retraso en la ejecución de la sentencia, algo que, ha recordado, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ya ha dado por cumplido.

El regidor vallisoletano no ha querido hablar de "relevo"en el caso de que sea inhabilitado para ejercer un cargo público, y ha añadido que tampoco ha tratado todavía ese asunto ni la confección de las listas con el partido. "La única decisión que se ha tomado es que seré el candidato", ha recalcado, antes de apuntar que el PP "tiene la voz cantante"para la elaboración de la candidatura, aunque también escuchará su opinión.

A ese respecto, ha explicado "como pasa aquí y en toda tierra de garbanzos", una parte del equipo se mantendrá y otra se renovará, pues entiende que lo ha hecho así desde su primera candidatura en 1991, con "un mix entre la experiencia y la renovación", lo que es su intención y sabe también que es la del presidente provincial, Ramiro Ruiz Medrano.

Precisamente fue el dirigente del PP y delegado del Gobierno quien le llamó en la tarde de ayer para mantener una reunión en la sede de la calle Alcalleres de la capital en la que le comunicó que su propuesta había obtenido "la ratificación del partido tanto a nivel regional como nacional".

Posteriormente, ha asegurado, continúo su jornada "con la misma tranquilidad"con la que afirma que trabajó los días anteriores y se fue al estreno de una función de ópera en el Teatro Calderón. Al llegar a casa, ha añadido, se dedicó a responder a los muchos mensajes de felicitación que recibió en su móvil, lo que le mantuvo despierto hasta "más de la una", pese a lo cual, destaca, esta mañana estaba "como todo los días"en su despacho a las 7.45 horas.

En definitiva, ha mostrado su agradecimiento al PP de Valladolid "que siempre apostó por la candidatura de Javier León de la Riva", algo de lo que él no ha tenido duda; y también a los órganos regionales y nacionales del partido, que en su opinión ha analizado "pros y contras"y finalmente ha determinado que "la apuesta más cierta y más segura"era la del que ha sido alcalde de la ciudad durante los últimos 20 años.

El candidato del PP a la Alcaldía, a falta de la confirmación definitiva del Comité Electoral Nacional, ha reconocido que aunque no ha "sufrido"durante la espera para la propuesta oficial del partido tampoco ha estado "cómodo". No obstante, ha recordado que aún quedan "varios alcaldes y presidentes de Comunidad"por nominar y que, de hecho, este jueves se reunían los nueve comités electorales de las provincias de Castilla y León para proponer a los candidatos a las alcaldías de las capitales y a la Presidencia de las diputaciones.

También ha citado sus declaraciones en las que reclamó que había que tomar antes estas decisiones, pero ha matizado que lo ha "acatado de forma totalmente disciplinada".

Finalmente, entiende que están "todos contentos", pues ha ironizado con que los actuales líderes de la oposición, Oscar Puente (PSOE) y Manuel Saravia (IU), "están encantados"con que sea el candidato.

A ese respecto, ha reflexionado que en las Elecciones municipales del 24 de mayo habrá "un panorama electoral distinto", pues además del "partido clásico de oposición", el PSOE, que según León de la Riva está "en declive", Izquierda Unida ha quedado "diluida"en una plataforma con otros grupos, si bien ha añadido que "muchos de los integrantes de los grupos políticamente eran de IU".

Y la novedad será, a su juicio, los nuevos grupos de izquierdas, los que están "más a la derecha del PP"y los de "centro izquierda", etiqueta que ha puesto tanto a UPyD, que según considera está "en declive"según las encuestas; y Ciudadanos, al que ha definido como "un partido emergente, con un programa que en muchos temas puede compartir el PP".

Al fin y al cabo, ha apuntado que las elecciones de mayo no serán más difíciles que otras a las que se ha enfrentado, como las de 2003, cuando interpreta que parecía que "el Prestige se hubiera hundido en el Pisuerga"y que "la guerra de Irak se hubiera desencadenado en el Campo Grande", o la de 2007, cuando la oposición realizó "ataques personales desagradables".

Por su parte, se ha comprometido a que su campaña electoral "no va a entrar a descalificar a nadie", sino que se centrará en contar lo que ha hecho su equipo de Gobierno en estos cuatro años y en los últimos 20. "El que piense que el alcalde lo ha hecho todo se equivoca de medio a medio", ha concluido.

Por último, ha mantenido que su compromiso "es por cuatro años"y que "Javier León de la Riva cumple", al tiempo que ha recordado que en otras ocasiones sus rivales dijeron que se iba a ir del Ayuntamiento tras perder las Elecciones, lo que no ocurrió "ni en 1991 ni en 2011", mientras que candidatos del PSOE como Tomás Rodríguez Bolaños en 1995 y Soraya Rodríguez en 2007 "no aguantaron".

Finalmente, ante la pregunta con el símil taurino sobre si se cortará la coleta y la de mayo será su última candidatura a la Alcaldía, ha bromeado con que él no tiene dicho apéndice capilar así que no puede cortárselo.