Decretado el secreto del sumario en el doble crimen de Medina del Campo

Miembros de la policía en el lugar del suceso
Miembros de la policía en el lugar del suceso

Dos personas, el dueño y una camarera del local “Las Vegas” de Medina del Campo (Valladolid), situado en la antigua Nacional VI, han muerto a tiros, han explicado a EFE fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Valladolid.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Medina del Campo (Valladolid) ha decretado hoy el secreto de sumario sobre la investigación del tiroteo que anoche acabó con la vida de dos personas en el club de alterne "Las Vegas", ubicado en las afueras de este municipio vallisoletano.

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, ha declarado hoy a los medios que en la investigación participan agentes de la comisaría de Medina del Campo, de la Brigada de la Policía Judicial y de la Científica de Valladolid, que tratan de determinar el calibre del arma empleado por los dos sospechosos del crimen, que huyeron del lugar tras realizar los disparos.

"El móvil del robo es el único que podemos descartar en estos momentos", ha indicado el subdelegado tras reiterar la información principal del suceso que acabó anoche con la vida del propietario del establecimiento, M.E.G., de 43 años, y L.M.G., de 25 años y nacionalidad rumana, quien trabajaba como camarera.

Martínez Bermejo ha detallado que los agentes de la comisaría de Medina del Campo que se personaron inicialmente en el lugar del suceso tardaron "tres minutos"desde la alerta del Servicio de Emergencias 112 y que, tras unos momentos de "cierta precaución"por sospechar que pudieran existir rehenes o alguna otra circunstancia, accedieron al local y encontraron los cadáveres.

Sobre los responsables del doble crimen, ha confirmado que se trabaja con la hipótesis de que fueros dos personas a cara descubierta las que realizaron los disparos y que posteriormente huyeron del lugar, sin que esté confirmado que escaparan por la A-6 porque "nadie los vio salir"en esa dirección, aunque se trata de una "vía rápida de salida".

El subdelegado ha explicado que los agentes implicados en esta investigación cuentan con "varios testigos"para tratar de identificar a los autores, que, en palabras de Martínez Bermejo, no fueron al lugar de manera "indiscriminada", sino para algo "concreto"y actuaron "muy rápido".

Los cuerpos se encuentran en el Instituto Anatómico Forense de Valladolid para realizar la oportuna autopsia.

El suceso ha conmocionado y alarmado a esta localidad de unos 20.000 habitantes, situada a unos 50 kilómetros al sur de la capital vallisoletana.