Política

Del Olmo plantea que se pueda cobrar por probarse ropa o calzado en las tiendas

La consejera llama al comercio minorista a apostar por las nuevas tecnologías si quiere sobrevivir

Pilar del Olmo saluda a la ministra Reyes Maroto, antes del inicio de la Sectorial
Pilar del Olmo saluda a la ministra Reyes Maroto, antes del inicio de la Sectorial

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, ha propuesto a la ministra de Industria, Reyes Maroto, que los comerciantes, sobre todo de ropa y calzado, cobren por probarse en sus tiendas.

«Muchos consumidores se están aprovechando porque acuden a las tiendas a probarse una prenda, que después se compra en internet», denunciaba ayer la consejera, tras participar en el Sectorial de Comercio presidida por la ministra, junto al resto de consejeros de la España autonómica. Del Olmo aseguraba que el comercio de proximidad lleva varios años de crisis con descensos paulatinos en el número de autónomos, y recordaba que en Castilla y León es un sector que emplea a 90.000 personas y mueve 11.000 millones de euros anuales.

Del Olmo tendía la mano al Gobierno para colaborar «con lealtad» en el Plan de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista 2019-2020 que la ministra presentaba, pero instaba también al comercio minorista a aprovechar las nuevas tecnologías para mejorar su competitividad. «Si no se incorpora a la digitalización tendrá complicado sobrevivir», decía del Olmo. Igualmente, apostaba por mejorar la formación del comerciante y porque éste pueda convertirse en un agente dinamizador del territorio, sobre todo en los pueblos. También defendía que Gobierno, autonomías y Asociaciones de Comerciantes busquen ideas innovadoras que añadan valor al comercio de proximidad.

Del Olmo valoraba positivamente que el Gobierno quiera incluir en el debate del pequeño comercio la despoblación, trasladaba a la ministra el Plan de Abastecimiento Rural de la Región, con ayudas de hasta un 75 por ciento por instalarse, y avanzaba que ha hablado con supermercados para que provean a las tiendas para que puedan abrir en los pueblos.

Finalmente, la consejera destacaba de la sectorial el compromiso del Gobierno en la financiación para las Cámaras de Comercio. La consejera avanzaba que en Castilla y León se trabaja en una Ley que otorgue un apoyo económico estable a estas instituciones, pero insistía en que la aportación pública no es la solución, y que ésta pasa también por que los empresarios paguen por los servicios que reciben de las Cámaras de Comercio, ya que en estos momentos la aportación económica de estos es voluntaria.