El alcalde de Villaquilambre apuesta por bajar impuestos

Manuel García reivindica en LA RAZÓN la ampliación del colegio de Villaobispo, para disponer de unas aulas dignas y anima a los vecinos a no dejar pasar una

El alcalde de la localidad leonesa de Villaquilambre, Manuel García, en un momento de la entrevista a LA RAZÓN
El alcalde de la localidad leonesa de Villaquilambre, Manuel García, en un momento de la entrevista a LA RAZÓN

Manuel García reivindica en LA RAZÓN la ampliación del colegio de Villaobispo, para disponer de unas aulas dignas y anima a los vecinos a no dejar pasar una

Afronta una nueva legislatura al frente del Ayuntamiento de la localidad leonesa de Villaquilambre consciente de que no van a ser cuatro años fáciles, ya que gobierna en minoría, con el respaldo de UPyD, y sin mucha ayuda del resto de grupos. A pesar de ello, el alcalde del municipio, Manuel García, cuenta con la misma ilusión y ganas del primer día, y apuesta por el diálogo, el consenso y la mano tendida para sacar adelante los temas importantes para sus vecinos. «En eso no voy a desfallecer», asegura a LA RAZÓN.

En este sentido, señala que en estos primeros 100 días me he dado cuenta de que «va a ser una legislatura complicada», porque «estamos a tres concejales de la mayoría absoluta -5 PP; 3 Ciudadanos, 3 PSOE, 2 Ahora Villaquilambre, 2 UPL, 1 IU y 1 UPyD-», pero con «la representación que tenemos podemos hacer muchas cosas, sobre todo, dar solución a los problemas de los vecinos». «Eso sí», avisa Manuel García, «para sacar adelante asuntos de más calado, tenemos que contar con el apoyo de otros partidos. Yo les tiendo la mano a la oposición para alcanzar estos acuerdos, pero ellos también tienen que querer».

El regidor recuerda que por primera vez en la historia el PP es la fuerza más votada en el municipio en dos legislaturas consecutivas, por lo que «si hemos contado con el apoyo de los vecinos es que algo estaremos haciendo bien, como bajar la deuda de un 138 por ciento a un 90». Pero subraya que para «seguir avanzando necesitamos ir todos en una misma dirección».

En cuanto a las prioridades, el regidor indica que «debemos hacer un esfuerzo importante para bajar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), porque tenemos una carga importante, así como disminuir el tipo de gravamen a los suelos urbanos, que en este momento es del 0,59 por ciento, que la verdad no es muy alto, pero tenemos que mejorarlo». Al respecto, afirma que el objetivo es generar oportunidades para los vecinos y posibilitar la llegada de nuevos habitantes. «Es cierto», añade Manuel García, que «no sufrimos problemas como la despoblación, somos el municipio que más ha crecido en los últimos años en Castilla y León, pero contamos con posibilidades para seguir creciendo».

Asimismo, destaca que el desempleo tampoco es un grave problema en la localidad y que las medidas para crear puestos de trabajo son competencia de la Junta, pero «tenemos que hacer todo lo que está en nuestra mano para posibilitar el asentamiento de empresas y ayudar a nuestros autónomos y emprendedores».

Reivindicaciones «urgentes»

Sobre las principales necesidades, el alcalde de Villaquilambre es muy claro «necesitamos ampliar el colegio de Villaobispo, ya que con el crecimiento de los últimos años se ha quedado pequeños, y aunque los pabellones prefabricados que ha instalado el Gobierno regional están muy equipados, necesitamos seis aulas más equipadas para poder contar con unas instalaciones dignas y acordes».

Sobre los proyectos para un futuro más próximo, el primer edil nos habla del tanatorio. «Sobre este tema la oposición también me ha critico, porque dicen que pienso más en los muertos que en los vivos. Pero no se dan cuenta de que se trata de una iniciativa en la que hay un Consejo de Administración de servicios funerarios para la que hemos conseguido un millón de euros, que sólo se pueden utilizar para el tanatorio».

También avanza que «estamos barajando distintas opciones para equipar el Centro de Día, para ponerlo en valor y para atender a unas 30 personas».

En cuanto al futuro Manuel García es optimista, porque con «nuestras ganas e ilusión podemos sacar adelante los grandes temas que pueden beneficiar a los vecinos». Además se muestra muy orgulloso del «alto grado de implicación de la población, sobre todo de los jóvenes, en los actos que organizamos, que sirven para promocionarnos y ayudar a más gente». «La verdad es que somos la envidia de muchos pueblos de alrededor», asegura el regidor, «por la alegría y las ganas que muestran los vecinos para hacer cosas que favorezcan a nuestro municipio».

Además de alcalde, Manuel García tiene voz y voto en las Cortes regionales como procurador del Partido Popular por la provincia de León. «Creo que esto también es positivo para Villaquilambre, ya que, aunque tanto el presidente Juan Vicente Herrera como su equipo siempre ha atendido mis peticiones, ahora les tengo mucho más cerca y puedo hablar con ellos casi todos los días», concluye.