Europa

El Gobierno da el paso definitivo para conectar por autovía con Portugal

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La conexión de la Autovía de Castilla (A-62) con la A25 de Portugal parece más cerca que nunca. Y es que el Ministerio de Fomento daba ayer luz verde a la actualización del proyecto de construcción del tramo que enlazará la localidad salmantina de Fuentes de Oñoro con la frontera del país vecino, tras años de parálisis por la caída de la empresa que iba a llevar a cabo esta obra. Concretamente, según detallaron fuentes del Gobierno de España, el contrato inicial de obra para este tramo se licitó en 2008, a partir de un proyecto finalizado entonces, que se adjudicaba un año después a Teconsa.

Las obras, que enlazarán Fuentes de Oñoro con Vilar Formoso, a partir de un recorrido de 5,02 kilómetros de longitud paralelo a la Nacional 620, no llegaron a iniciarse cuando esta empresa berciana fue declarada en concurso de acreedores, lo que obligó a la resolución del contrato, que fue autorizada por el Consejo de Ministros, en el año 2010.

De manera que el proyecto redactado ha tenido que actualizarse para poder licitarse nuevamente sus obras, con un presupuesto previsto de 29,83 millones de euros. En los próximos meses se llevarán a cabo los diferentes trámites administrativos que culminarán en una adjudicación esperada en la zona.

Este tramo se integra en el itinerario internacional que une Portugal con el resto de Europa, a partir de la A-62 entre Fuentes de Oñoro y Burgos, para enlazar desde allí con la AP-1 y la A-1 hasta llegar a Irún para desembocar en tierras francesas.

La infraestructura, que arrancará en el kilómetro 347 de la A-62 finaliza en el comienzo del siguiente tramo, denominado «Frontera Hispano-lusa-Vilar Formoso» y constará de ocho estructuras, dos pasos superiores un paso inferior, un puente sobre el arroyo de la Rivera del Campo, dos pasos de fauna y dos pasos de ganado.

Dos enlaces

El tramo de autovía tendrá dos enlaces, en Fuentes de Oñoro, que se vinculará con la carretera N-620 a través de la que se accederá a la localidad, y en la frontera, que conectará con la carretera CV-49, en dirección a Aldea del Obispo, por la que se accede también al pueblo nuevo de la primera localidad salmantina.