Junta, Cruz Roja y Accem se unen para prestar mejores servicios sociosanitarios a los refugiados

La consejera Alicia García presenta un proyecto piloto para favorecer su plena integración

Alicia García, el presidente nacional de Accem, Pedro Puente, y el regional de Cruz Roja, José Varela dan a conocer la iniciativa
Alicia García, el presidente nacional de Accem, Pedro Puente, y el regional de Cruz Roja, José Varela dan a conocer la iniciativa

Prestar mejores servicios sociosanitarios a los más vulnerables de entre las personas refugiadas para dar una respuesta precoz a sus necesidades y que puedan conseguir una integración y autonomía plena. Ese es el objetivo del proyecto piloto puesto en marcha de manera conjunta por la Junta, Cruz Roja y Accem.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, explicó que para ello se emplearán soluciones digitales y se pondrá al trabajo de la iniciativa 88 dispositivos de alojamiento, 42 de telemonitorización asistencial, geolocalización o teleasistencia domiciliaria, así como a 60 profesionales y voluntarios que darán respuesta a esta prestación.

En un primer momento, el proyecto se circunscribirá a las capitales de provincia de Castilla y León así como al municipio burgalés de Miranda de Ebro para ir, a medida que se fortalezca la iniciativa, ampliándola al resto del territorio.

Las prestaciones que se contemplan son el servicio de telemonitorización de Cruz Roja, que permite controlar el estado de salud del paciente para prevenir enfermedades, vigilar pequeñas dolencias o controlar condiciones crónicas. El sistema analiza el patrón de comportamiento del usuario para detectar situaciones de peligro.

Por otro lado, de implementará una herramienta de localización para aquellas personas que tengan un deterioro cognitivo así como se realizarán campañas informativas en materia de salud para dar pautas de actuación ante diferentes enfermedades o cambios meteorológicos. También habrá un servicio telefónico de atención y protección para víctimas de violencia machista y se fomentará la vacunación.

El programa es una iniciativa de las dos ONG que trabajan con personas refugiadas en la Comunidad, Cruz Roja y Accem, que en este año han atendido a 2.863 personas, de las que el 27 por ciento eran menores y un 47 mujeres, con ciudadanos de 54 nacionalidades, entre las que predominan Venezuela, Colombia, El Salvador, Rusia y Ucrania.

Concienciar a la sociedad

En este sentido, la consejera Alicia García quiso lanzar un mensaje de concienciación a la sociedad sobre la «complicada» situación que han vivido estas personas «hasta encontrarse en un territorio seguro con una atención inmediata».

Por ello, posicionó a la Región como «tierra de acogida y solidaria» en el que tanto las administraciones como la sociedad civil están implicadas, y pidió que se valore esa acogida como algo positivo que aporta «diversidad y pluralidad a las señas de identidad de la Comunidad».

Por su parte, los presidentes de Accem y Cruz Roja, Pedro Puente y José Varela, respectivamente, reclamaron «un trabajo internacional en toda Europa» para abordar «la inmigración» que pase por la cooperación, contratos y vías seguras de acceso para evitar el tráfico de personas.