La cocina de los pueblos de Ávila, Soria y Valladolid, a la conquista de Madrid Fusión

La carne abulense, la trufa negra soriana o las rutas del vino vallisoletanas, protagonistas

El vicepresidente de la Diputación de Valladolid, Víctor Alonso, informa de los contenidos para Madrid Fusión
El vicepresidente de la Diputación de Valladolid, Víctor Alonso, informa de los contenidos para Madrid Fusión

La carne abulense, la trufa negra soriana o las rutas del vino vallisoletanas, protagonistas

Conquistar los paladares de los asistentes a Madrid Fusión. Ése es es el gran objetivo de las diputaciones de Ávila, Soria y Valladolid, que acuden a esta cita en la capital de España que se desarrollará a partir del próximo lunes con el fin de dar a conocer la rica y única gastronomía que se realiza en estas provincias.

La Diputación de Ávila debuta en este certamen, donde va a presentar su marca de calidad Ávila Auténtica. Y por este motivo, una veintena de empresas adheridas a este emblema participa en un taller de formación para aprender a optimizar su presencia en ferias profesionales. El presidente de la Diputación, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, adelantaba que los empresarios participantes en este curso acudirán como expositores en los stands colectivos como los que participará la institución en ferias del sector agroalimentario de referente nacional, como es el caso de Madrid Fusión.

Por su parte, la Diputación de Soria, tendrá un año más su acto estrella con la subasta de la trufa negra, en un acto que se desarrollará el día 27 a las 12,45 horas. Una cita a la que acudirán empresas como Martirelo, Moreno Sáez, el Torrezno, Gómez Zardoya, Elfos Gourmet, Huevos La Cañada, Garijo Baigorri, Villar, Mantequilla de Soria, Mikes Gourmet, Dulces el Beato, Asfoso y la Asociación de Truficultores y que también contará con la presencia de los cocineros Juan Carlos Benito y Carlos Aldea, que participarán en sendas ponencias.

Por último, la Diputación de Valladolid contará por primera vez con stand propio en Madrid Fusión, donde cada jornada la protagonista será una de las tres rutas del vino certificadas con que cuenta la provincia. Allí, cada día se organizarán sendas catas y degustaciones a la una y seis de la tarde, a la que podrán asistir hasta 200 profesionales.

El lunes, 25 de enero, se conocerán las actividades de la Ruta del Vino de la Ribera del Duero donde también se darán a conocer productos como el lechazo, quesos, embutidos y repostería típica.

El martes será el turno para la Ruta del Vino de Rueda y los caldos de la provincia, mientras que el último día le tocará a la Ruta del Vino de Cigales que se completará con las morcillas de la localidad o el «pan de pueblo».