Política

Castilla y León lidera la caída del paro en España con una reducción de casi el 10%

Los descensos más pronunciados se produjeron en Zamora y Segovia con especial relevancia en el sector servicios

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, junto al consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, visitan un Centro de Formación de Renault
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, junto al consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, visitan un Centro de Formación de Renault

El número de desempleados registrados en los servicios públicos de empleo disminuyó en 15.623 personas durante 2018 en Castilla y León y se situó en total en 147.365 parados, con una caída del 9,6 por ciento, la mayor de las autonomías de España.

Según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo, el número de desempleados registrados cayó en diciembre en 115 personas respecto al mes anterior en la Comunidad, lo que representa una bajada del 0,08.

Por provincias, en Castilla y León el paro bajó en 2018 en todas, en 1.273 personas en Ávila, lo que supone el 9,92; en Burgos en 155 (7,61); en León 3.306 (9,80); en Palencia 799 (7,68); en Salamanca 2.449 (9,61); en Segovia 860 (10,93); en Soria 239 (6); en Valladolid 3.663 (10,48) y en Zamora 1.481 (11,11). Respecto a diciembre, en relación con el mes anterior, el paro bajó en Ávila en 49 personas, en Burgos 235; en León 200 y en Salamanca 407, mientras subió en las otras cinco provincias de Castilla y León. En Palencia ascendió en 224 personas; en Segovia 58; en Soria 150; en Valladolid 314 y en Zamora treinta.

Por sexos, de los 147.365 parados en la Comunidad, 63.449 son hombres y 83.916 son mujeres y, por sectores, la Agricultura acaparó 9.462, la Industria 13.560; la Construcción 11.905; y el sector servicios 98.486, mientras que las personas sin empleo anterior se calcularon en 13.952. En cuanto a los tramos de edad en el colectivo sin empleo anterior, la cantidad de mayores de 44 años fue de 4.619, entre 30 y 44, 2.539; entre 25 y 29 años, 1.824; entre 20 y 24, 2.824, y menores de veinte años en 2.146, informa Efe.

El desempleo de personas extranjeras se calculó en 13.865 en la Comunidad, de las que 2.630 corresponden al sector de la Agricultura, 847 a Industria, 1.155 en la Construcción, 6.878 en Servicios y un total de 2.355 personas sin empleo anterior. Los contratos supusieron 64.812 en diciembre en Castilla y León, 9.843 menos que el mes anterior (-13,18), mientras que la variación anual reprsentó una bajada de 1.801, el 2,70 menos.

Del total de contratos en la Comunidad castellano y leonesa, el total de indefinidos fue de 5.996 y 58.861 temporales. Los beneficiarios de prestaciones por desempleo fueron 35.234 en Castilla y León en cuanto a la pensión contributiva, 29.806 en el ámbito de los subsidios; 6.134 en renta activa de inserción, y 77 en el programa de activación de empleo, hasta alcanzar un total de 71.252.

Las reacciones a estos datos no se hicieron esperar. El primero en comparacer ante los medios fue el portavoz de Empleo del Grupo Socialista en las Cortes, Óscar Álvarez, quien deseó que los Reyes Magos quiten a la Junta «las gafas de realidad virtual» con las que diagnostica los datos de empleo y el mercado laboral en la Comunidad.

Por su parte, en declaraciones recogidas por Ical, el secretario general de Podemos Castilla y León, Pablo Fernández, lamentó que el descenso del paro no se deba a la creación de empleo sino a la pérdida de población. A su juicio, los datos «ponen de manifiesto la cruda realidad de Castilla y León, despoblación y precariedad».

Mientras, el portavoz de Ciudadanos en las Cortes, Luis Fuentes, aseguró que pese a la progresiva reducción de las cifras del paro en la Comunidad, «el ritmo de creación de empleo se está reduciendo preocupantemente», manifestó.

Desde Comisiones Obreras se lamenta que la buena evolución de las cifras de desempleo de Castilla y León, con una reducción del 10 por ciento del paro, «se vea empañada por la pésima calidad de empleo generado marcado por la temporalidad, la parcialidad y los sueldos bajos».

Por último, Cecale afirmó que la participación de los empresarios y sindicatos en el ámbito del Diálogo Social se ha traducido, sin duda, en los resultados del descenso de desempleo.