La Diputación de Valladolid atrae a quince países más a su Plan de Internacionalización

Cien bodegueros de la provincia reciben a cincuenta importadores en busca de nuevos mercados

Jesús Julio Carnero saluda a los participantes en la misión, junto a Carlos Villar, Víctor Alonso y Roberto Díez
Jesús Julio Carnero saluda a los participantes en la misión, junto a Carlos Villar, Víctor Alonso y Roberto Díez

El ambicioso Plan de Internacionalización de la Diputación de Valladolid sigue atrayendo a adeptos. Así se puso de manifiesto en la segunda misión inversa de promoción de la provincia, que se llevó en la sede del Museo del Vino, en el Castillo de la localidad vallisoletana de Peñafiel, y en la que cien bodegueros recibieron a cincuenta importadores de quince países, Alemania, Austria, Canadá, China, Corea del Sur, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Japón, México, Panamá, Puerto Rico, Suecia, Suiza y Venezuela.

El presidente de la institución provincial vallisoletana, Jesús Julio Carnero, que estuvo acompañado por el de la Cámara de Comercio, Carlos Villar, destacó que este tipo de iniciativas son fundamentales para ganar «nuevos mercados».

Asimismo, indicó que «se trata de aunar esfuerzos para promocionar y desarrollar la provincia con el efecto generador de empleo que producen estas misiones». Por este motivo, se mostró partidario de llevar a cabo proyectos que sirvan para «impulsar el crecimiento y la competitividad de nuestras empresas».

La importancia del vino

Además, Jesús Julio Carnero quiso resaltar la importancia de los vinos vallisoletanos, grandes protagonistas de la jornada. Y es que, según explicó la fortaleza «enológica de nuestra provincia atrae cada vez más a mayor número de viajeros atraídos por el mundo del vino y por nuestra gastronomía, lo que convierta a nuestros pueblos en un destino enoturístico de primer nivel».

El presidente de la Diputación de Valladolid también subrayó que «nuestras empresas vinculadas al sector son conscientes de que la unión de la actividad vitivinícola con el turismo ofrece importantes oportunidades de desarrollo, al tiempo que supone una nueva forma de generar imagen de marca y de fidelización».

Carnero añadió que «a nadie se le escapa que abrir una nueva cartera de clientes en momentos de crisis es algo muy beneficioso. Si se apuesta por competir en otros países siempre debe tenerse en cuenta la apuesta por la cualitativo y en ese ámbito tenemos productos destacados. Si hay algo que no se deslocaliza es la calidad y todo lo que se invierta en este sentido será un factor importante de desarrollo económico».

El presidente de la institución provincial destacó además que el Plan Impulso ha conseguido en menos de tres años llevar a cabo acciones de internacionalización de las que se han beneficiado 378 empresas en las áreas de información y consultoría en comercio exterior, línea de formación y línea de promoción internacional.

Por su parte, Carlos Villar valoró positivamente el hecho de que haya pasado de 28 a 50 la cifra de importadores que participan en la II Misión Inversa.