La Junta refuerza el aprovechamiento de los bosques para llegar a veinte mil empleos en el sector

Antonio Silván y José Antonio de Santiago-Juárez, se dirigen a la sala de prensa del Colegio de la Asunción para informar sobre el Consejo de Gobierno
Antonio Silván y José Antonio de Santiago-Juárez, se dirigen a la sala de prensa del Colegio de la Asunción para informar sobre el Consejo de Gobierno

El Gobierno de Castilla y León reforzará el aprovechamiento de los bosques de la Comunidad, con el fin de consolidar el empleo, incrementar la producción de recursos y mejorar la calidad de los hábitats.

Son los retos clave del Programa de Movilización de Recursos Forestales 2014-2022, aprobado ayer por el Consejo de Gobierno de la Junta, que permitirá una mejor regularización del sector, que busca poner el bosque al servicio de la actividad y el empleo.

Una iniciativa que prevé elevar hasta los 20.000 puestos de trabajo los existentes en este ámbito, a partir de 55 nuevas medidas, que también propiciarán que se llegue hasta 2,5 millones de metros cúbicos en biomasa -cuando ahora hay 1,8 millones- y 20.000 toneladas en resina -13.500 más que en la actualidad-, así como aumentar la generación de recursos en dos millones de hectáreas en los ámbitos micológico, de la castaña y del piñón.

En la actualidad, son en torno a 16.000 los puestos de trabajo ligados al sector forestal -10.000 vinculados a la industria y el resto en el monte-, tal como recordó el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván.

Impacto de 670 millones al año

El proyecto, que ha contado con el respaldo de todos los implicados en la gestión y la transformación forestal, servirá para movilizar entre un 30 y un 40 por ciento más de producción, que actualmente está cuantificada en 670 millones de euros, y para «dar respuestas, de la mano del sector, a sus problemas».

El consejero Antonio Silván remarcó que el 51 por ciento del territorio de Castilla y León es forestal, con 4,8 millones de hectáreas -1,68 de los mismos protegidos-, y, con este proyecto, se busca «aprovechar el valioso capital natural existente» para propiciar más actividad y fijar población en el medio rural.

En concreto, serán cinco las medidas transversales a aplicar por los departamentos de Fomento y Medio Ambiente, Economía y Empleo, Agricultura y Ganadería, Sanidad, Cultura y Turismo y Hacienda, así como otras cinco por cada uno de los diez grandes ámbitos de recursos forestales de la Comunidad, distribuidos en dos grandes familias: maderables y no maderables. Esos ámbitos generadores son el de aprovechamientos maderables, aserrío y madera de pino, aprovechamiento energético de la biomasa forestal, chopo, maderas nobles, sector de la carpintería y mueble, piñón, castaña, resina y micología.

Las medidas prioritarias a desplegar por los seis departamentos de la Junta implicados se ciñen al respaldo a producciones regionales, la mejora en la eficacia de la estructura administrativa relacionada con producciones, el refuerzo de flujos de información, el respaldo a la implicación en la gestión forestal sostenible y el fomento de agrupaciones de productores y propietarios y otras figuras de gestión conjunta.

El desarrollo del Programa, que pretende implicar a todos los propietarios (más de 800.000 familias son titulares de terrenos forestales en la Comunidad) contará con una financiación de 90 millones de euros al año a aportar por la Dirección General de Medio Natural, y líneas de ayuda de fomento industrial de Economía, lo que se complementará con las aportaciones de los Planes de Desarrollo Rural (fondos europeos) que ascenderán a 200 millones de euros a lo largo de todo el periodo.

Seminarios Menores

En otro orden de cosas, el Consejo de Gobierno determinó dirigir un importe máximo de 1,64 millones de euros a la finaciación, durante el curso 2013-2014, de los gastos generados por la escolarización de alumnos en el tercer ciclo de Educación Primaria y en Educación Secundaria Obligatoria en los seminarios menores diocesanos y de religiosos de la Iglesia Católica, tal como se determina en los acuerdos del Estado con la Santa Sede y que aparecen en los Presupuestos Generales.