Castilla y León

La media veda de caza arranca de forma «muy irregular» marcada por la sequía

Baja en la zona sur y alta en la norte

La media de veda de caza se inició de forma «muy irregular» en las diferentes provincias de Castilla y León, marcada por la sequía y el cambio climático, lo que genera que apenas haya habido codornices en el campo del centro y sur de nuestra Comunidad.

Publicidad

En cambio, numerosos cazadores en territorios como Burgos, León y Palencia han alcanzado el cupo máximo de 25 codornices, por lo que la media de veda arrancó con mejores perspectivas que el año pasado.

El adjunto a la Presidencia de la Federación regional de Caza y responsable de caza menor, el zamorano José Antonio Prada, reconoció a la Agencia Ical que la ausencia de paja, que es un lugar de refugio para las aves, ha provocado que las especies hayan huido a otros lugares en busca de un protección. «Algunos agricultores nos han dicho que este año se ha retirado pronto la paja porque tenía un precio alto en el mercado», precisó. Tampoco ayuda, señaló, que en algunas fincas ya han pasado las gradas.

La Federación ya anunció que en función de las zonas geográficas, se esperaba una respuesta en capturas acorde a lo que ocurre en año seco, «aceptable» en el norte y «muy escaso» en la sur.